A comienzos de 2016, Snapchat podía presumir de haber entrado en el mercado de las redes sociales con un crecimiento sin precedentes, pero la llegada de Instagram Stories ha supuesto un gran revés en el progreso de sus cifras de utilización. Las estadísticas publicadas por la empresa parecen demostrar lo que cientos de analistas predecían, y es que ese nivel de crecimiento no era sostenible a largo plazo.

Aunque no puede asegurarse que Instagram Stories sea la causa directa del problema, vemos que parece estar fuertemente relacionado con la desaceleración en el crecimiento de Snapchat. Mientras tanto, desde la empresa con sede en Venice, California, explican que esto ha podido deberse a los problemas técnicos que hubo con el lanzamiento de nuevos productos durante el tercer trimestre de 2016.

Durante el primer trimestre del pasado año, Snapchat tuvo una media de 122 millones de usuarios. A este le siguió el trimestre con mayor crecimiento de la historia de la red social de multimedia efimera, todo esto gracias al marketing y la falta de competidores, con un crecimiento del 17% y 143 millones de usuarios. Entonces, el 2 de agosto, Instagram presentaba un clon de las funciones de Snapchat integrado en su aplicación, con el nombre de Instagram Stories, aprovechando a sus más de 300 millones de usuarios.

Gráfico de crecimiento

Apenas unos meses más tarde, en octubre, Facebook comunicaba que más de 100 millones de usuarios usaban Instagram Stories de forma activa al mes. Fue entonces, cuando comenzaron los problemas para Snapchat, con el trimestre con menor crecimiento desde que publicasen los primeros datos en 2014, creció apenas un 7% y llegaba a los 153 millones de usuarios. El siguiente trimestre fue todavía peor, con un crecimiento del 3,2% y 158 millones de usuarios para finalizar el año 2016.

¿Qué ocurría con Instagram Stories mientras tanto? Aparte de los 100 millones de usuarios activos en el mes de octubre, su uso creció enormemente hasta alcanzar los 150 millones de usuarios activos durante el último trimestre de 2016, prácticamente igualando a Snapchat. Esto significa que la empresa dirigida por Evan Spiegel reducía su crecimiento a una quinta parte del ritmo que llevaba dos trimestres antes.