Google es una multinacional relativamente joven. Fue fundada hace menos de 20 años y sin embargo ha tenido un crecimiento increíble. A pesar de su crecimiento, Google intentó hacer todo con su conglomerado de empresas. Los últimos resultados han demostrado que Google tiene un problema, que han empezado a solventar.

Google abandona su conquista mundial y reorganiza sus esfuerzos

Alphabet, la empresa que controla el conglomerado de compañías que es Google, ha decidido a tenor de sus últimos resultados vender su división de satélites.

Planet Labs Inc. se queda la compañía y simplifica las operaciones de Google. La empresa de Mountain View tenía su propia red de satélites en órbita. Ahora, Google consigue una participación de Planet Labs y obtendrá las imágenes de su competidor. El resto de detalles del acuerdo no han sido especificados.

Desde Google creen que deben ahorrar dinero y simplificar sus unidades de negocio. Disponer de una red de satélites es mucho más caro que obtener las imágenes de una compañía experta en la materia. A este movimiento se suma el final del dron que proporcionaba acceso a internet y la posible venta de la compañía de robots Boston Dynamics.

Por su parte, Planet Labs quiere poder fotografiar todo el planeta cada día, más del triple de lo que realizan en la actualidad. Dispondrían así de una red de 60 satélites de Terra Bella y 88 más que quieren poner en órbita este mes. La idea es ver los cambios en resolución media para luego detallarlos en alta resolución.

Esta es una buena noticia ya que Google confiaría en terceras empresas, especializadas, para que lleguen donde la empresa de Mountain View no puede llegar. Veremos como reorganizan la estructura de Alphabet y cual es el nuevo objetivo.