El canon digital llego como una manera de controlar los contenidos digitales. Fue una medida polémica y por la cual se condenaba a todos los usuarios a pagar un canon. Era una medida por la que se consideraba que pagaban justos por pecadores. Ahora la Ley de Propiedad Intelectual vuelve a evolucionar.

El canon digital se fija en los servicios de streaming

La Asociación de Internautas ha filtrado el proyecto de modificación de la Ley de Propiedad Intelectual. Este todavía es un proyecto pero, se plantea el pago de un canon digital en concepto de derechos de autor por copia privada.

El canon digital siempre ha generado cierta polémica al aplicar un sobrecoste a todos los formatos digitales. Los consumidores tenían que abonar un sobrecoste al considerar que estos se usaban para piratear contenidos que estaban sujetos a derechos de autor.

El canon digital volveráEste impopular canon fue modificado en 2012 y en su lugar se convirtió en una compensación fija que surgía de los Presupuestos Generales del Estado. En diciembre, el Tribunal Supremo declaró nulo el decreto que anulaba el canon. Las compensaciones por derechos de autor no debía proceder de todos los contribuyentes.

Los hábitos de consumo han variado y la piratería ha perdido mucho fuelle debido a los servicios de contenido en línea como Netflix, Spotify, Amazon Video, Movistar+ o HBO entre otros. El nuevo canon digital ahora gravaría “cualquier equipo, aparato y soporte idóneo para la reproducción“. Esta definición encajaría en cualquier dispositivo electrónico.

El sobrecoste se aplicaría a los fabricantes o distribuidores pero, al final el afectado sería el consumidor. El nuevo borrador también redefine la copia privada para incluir la descarga de contenido de “fuentes licitas“. Así se podría aplicar el gravamen a los servicios que hemos mencionado. Esto nos pone en una tesitura por la cual, aunque actuemos de manera legal podríamos tener un gravamen que aun debe ser definido.