Aunque muchos pudiésemos pensar que el mercado de la telefonía móvil está ya bastante saturado, en Razer parece que no piensan igual, y es que hoy la marca estadounidense fundada por Min-Liang Tan y Robert Krakoff acaba de anunciar la adquisición Nextbit, un fabricante formado por antiguos directivos de Google y HTC.

Con esta adquisición, Razer se hace con la startup californiana desarrolladora del Nextbit Robin, un smartphone que destaca por su sistema operativo, Nextbit OS, una versión de Android basada en la nube. El terminal cuenta con 32 GB de almacenamiento interno y otros 100 GB en la nube.

Según ha indicado Tom Moss, director general de Nextbit, la compañía seguirá trabajando de forma independiente, aunque eso sí, con los recursos que una empresa como Razer puede aportar, recursos que permitirán a Nextbit desarrollar dispositivos, según ellos, únicos.

Además, Tom Moss también ha aprovechado para asegurar que los usuarios del Nextbin Robin pueden estar tranquilos ya que, además de recibir Android 7.0 durante el primer trimestre de 2017, el servicio de garantía de los equipos se respetará durante seis meses más y las actualizaciones de seguridad se mantendrán hasta febrero de 2018.