Con el lanzamiento de PlayStation 5 cada vez más cerca, estamos empezando a aprender cómo la consola cambiará el juego. Hoy, los desarrolladores explicaron cómo están usando los nuevos gatillos adaptativos y retroalimentación háptica del nuevo controlador inalámbrico PS5 DualSense.

Los desarrolladores hablan de como DualSense cambia la manera de jugar

En juegos como Deathloop, los desarrolladores usan los disparadores adaptativos para hacer que las armas se sientan diferentes entre sí, y cuando un arma se atasca, el gatillo también se atascará. En Ghostwire: Tokyo, los disparadores adaptativos dan a los jugadores una sensación de retroceso, y en Ratchet & Clank: Rift Apart, el gatillo adaptativo se utiliza cuando disparas un arma tipo escopeta de doble cañón. A medida que aprietes el gatillo, dispararás desde un cañón y sentirás resistencia a mitad del gatillo. Si aprietas el gatillo a través de esa resistencia, dispararás desde ambos cañones al mismo tiempo.

En cuanto a las capacidades hápticas del DualSense, los desarrolladores detrás de Demon’s Souls usaron esa tecnología para hacer que el juego «se sintiera más arenoso, más oscuro y más letal». Sentirás cada golpe y podrás reaccionar al juego aún más rápido. En Spider-Man: Miles Morales, los hápticos insinúan de qué dirección vienen los ataques y te permiten sentir el «crujido bioeléctico» de Spider-Man a través del controlador.

Los desarrolladores discutieron estas y otras capacidades junto al primer anuncio global para PS5. Como dice ese anuncio, PS5 introducirá a los jugadores en «un mundo en el que puedes sentir la fuerza al alcance de tu mano».