Google hoy detalló algunas de las nuevas características que llegarán a Wear OS como parte de la próxima actualización de OTA. Según Google, la actualización, que comenzará a implementarse este otoño, se centrará en «fundamentos como el rendimiento y la autonomía».

La revolución que prepara Google para Wear OS

La actualización de otoño traerá mejoras en el núcleo del sistema, lo que debería dar lugar a tiempos de inicio de aplicaciones hasta un 20% más rápidos. Además de mejorar el rendimiento en los relojes inteligentes existentes, también incluirá soporte para los chipsets Snapdragon Wear 4100 y 4100+, que fueron anunciados por Qualcomm el mes pasado.

La próxima actualización OTA también incluirá mejoras de SysUI, que permitirá a los usuarios gestionar diferentes modos de reloj y entrenamientos más fácilmente. Google también está simplificando el proceso de emparejamiento, lo que facilitará a los usuarios la introducción. Más tarde este año, Google planea introducir una «hermosa experiencia meteorológica nueva» para Wear OS, con información por hora durante todo el día para ayudar a los usuarios a planificar con anticipación.