La tecnología avanza a un ritmo incesante. Ante los nuevos retos llevan nuevas soluciones y un caso perfecto son los smartphones plegables. Hemos pasado de smartphones que son casi un estándar de entre 5 y 7 pulgadas a querer dividirlo en dos.

La otra variante propuesta es tener smartphone y tablet en un mismo dispositivo. Sin embargo, empezaron los problemas muy pronto. La protección Gorilla Glass no es flexible y nuestra pantalla queda desprotegida. Abre tal reto Samsung parece haber encontrado una solución.

El cristal flexible UTG del Samsung Galaxy Z Flip esta en venta

Samsung es actualmente el único fabricante de un cristal flexible y, los coreanos quieren ofrecer su tecnología a otros fabricantes que se aventuren a lanzar un dispositivo plegable.

Esto permitirá a Samsung reducir los costes de I+D mientras trabaja en mejorar la tecnología existente. Es apasionante ver como evoluciona la tecnología en torno a un problema y como se encuentran soluciones en este ámbito.

Samsung ofrece su cristal flexible para otros smartphones plegables 1

La realidad es que la subsidiaria de pantallas de Samsung afirma que el cristal Ultra Thin Glass tiene un grosor de solo 30 micras y es posible producirlo en masa para dispositivos plegables con distintos tamaños de pantalla. Ha sido desarrollado junto al fabricante de sustratos para vidrio Dowoo Insys, una compañía que es propiedad de Samsung en un 28 por ciento.

Samsung Display indica que es más resistente y duradero que los paneles de plástico que utilizan la mayoría de los smartphones plegables, pero que se siente al tacto como cristal. El cristal Ultra Thin Glass puede aguantar 200.000 pliegues, lo que se traduce en al menos cuatro años de uso si el dispositivo y plegado y desplegado unas 100 veces al día.