Google ha comenzado a alertar a algunos usuarios de su servicio Google Fotos de que han enviado videos y fotos privados a otras personas. El servicio Takeout de Google, que permite a las personas descargar sus datos, se vio afectado por un «problema técnico» entre el 21 de noviembre y el 25 de noviembre del año pasado. Esto dio lugar a que un pequeño número de usuarios recibieran videos privados que no les pertenecían.

Google podría haber enviado tus datos a otras personas

El correo electrónico indiferente de Google que alerta a los usuarios no proporciona ningún detalle sobre cuántas personas se vieron afectadas, ni la cantidad de videos individuales que se distribuyeron incorrectamente por cuenta. Google solucionó el problema después de cinco días, y 9to5Google informa de que menos del 0,01 por ciento de los usuarios de Google Fotos que usaron Takeout se vieron afectados. Google Fotos tiene más de 1.000 millones de usuarios, por lo que incluso un pequeño porcentaje afecta a un número significativo de personas. Google se ha disculpado «por cualquier inconveniente que esto pueda haber causado». El problema es que la información es tan escueta que no sabemos como ha podido afectar.

«Estamos notificando a las personas sobre un error que puede haber afectado a los usuarios que utilizaron Google Takeout para exportar su contenido de Google Fotos entre el 21 de noviembre y el 25 de noviembre», explica un portavoz de Google en una declaración a 9to5Google.«Estos usuarios pueden haber recibido un archivo incompleto, o videos, no fotos, que no eran suyos. Hemos solucionado el problema subyacente y hemos llevado a cabo un análisis en profundidad para ayudar a evitar que esto vuelva a suceder. Lamentamos mucho que esto haya pasado».

Esto supondría un problema que afectaría al menos a 10 millones de personas. Además, Google no ha especificado que material ni a cuantas personas se les han enviados estas fotos o videos. Una información un tanto difusa para un problema de gran gravedad.