La marca surgida de Xiaomi, Poco, ha lanzado su segundo teléfono, el Poco X2. Es otro intento de la compañía para producir un teléfono de alto rendimiento y bajo coste con el objetivo de competir en un mercado indio extremadamente competitivo.

En el verano de 2018, Xiaomi lanzó una nueva marca llamada Poco con el objetivo de proporcionar especificaciones de primer nivel al precio más bajo posible. El Poco F1 no era un teléfono bonito pero era un teléfono barato. Se consiguió incluir un Snapdragon 845 por menos de $300, luego la marca desapareció sin previo aviso. Poco se ha ganado su independencia frente a Xiaomi, y el X2 es el primer producto desde ese cambio operativo.

Poco X2, con pantalla de 120Hz por 225 dólares

Dicho esto, y como ya ha pasado con otros modelos, el Poco X2 es idéntico a un teléfono Xiaomi que fue anunciado recientemente para China, el Redmi K30. Lo que tiene sentido ya que el K20 Pro (Mi 9T Pro en Europa) fue considerado el heredero del espíritu del Poco F1, a pesar de que su precio algo más alto decepcionó a algunos consumidores indios. El K30 y el X2, sin embargo, no tienen ese problema

El X2 tiene un procesador Snapdragon 730G, una pantalla LCD de 6,67 pulgadas de 20:9 1080p con una frecuencia de 120 Hz y una batería de 4.500mAh con carga rápida de 27W. El teléfono se carga a través de USB-C, incluye una toma de auriculares y tiene un sensor de huellas dactilares integrado en el botón de encendido.

Es el primer teléfono en la India en presentar el nuevo sensor Sony IMX686 de 64 megapíxeles, el sucesor del IMX586 de 48 megapíxeles que dominó el panorama de los smartphones en 2019, también incluye una cámara de 8 megapíxeles gran angular, un módulo macro de 2 megapíxeles y un sensor de profundidad de 2 megapíxeles. También hay una cámara selfie de 20 megapíxeles con un sensor de profundidad de 2 megapíxeles alojado en el notch de este terminal.

Xiaomi sigue siendo el proveedor líder de teléfonos inteligentes en la India, pero le ha surgido competencia de la mano de Realme, que creció 255 por ciento interanual para alzarse con el cuarto lugar en el mercado en 2019 (según datos de Counterpoint Research). Teniendo en cuenta el nombre del último teléfono Poco, no sería descabellado pensar que su objetivo es competir directamente con el Realme X2.

Ambos teléfonos tienen procesadores Snapdragon 730G, pero el X2 de Poco tiene una pantalla ligeramente más grande (aunque no OLED), una batería ligeramente más grande, un sensor de cámara primaria de Sony en lugar de Samsung, cámaras duales en frontales y 27W de carga que la compañía afirma que es más rápido que la solución de 30W de Realme. Una batalla de lo más interesante que sitúa, al menos por el momento, a Poco únicamente en la India.