Desde hace un tiempo se viene hablando de los dispositivos plegables. La industria de la telefonía móvil está desbordada y es imposible que mantenga el ritmo de producción anual. Sin embargo, los dispositivos plegables quieren recuperar el auge y ofrecer nuevos factores de forma. Samsung y Huawei fueron los primeros pero sus precios y características los hacían posibles solo para pioneros.

Después llegó Motorola con su nuevo Razr y el diseño se nos hacía más interesante, aunque todavía queda mucho trabajo por hacer. Ahora, Samsung quiere recuperar su trono y arrebatarle el éxito temporal a Motorola. La firma coreana ya trabaja en un smartphone plegable tipo concha.

Esto es solo un anticipo del futuro. Actualmente, los dispositivos plegables son bastante endebles y tienen una durabilidad muy limitada. Sin embargo seguramente en el futuro podremos hacer casi cualquier cosa. Se estima que este próximo año podamos empezar a ver un crecimiento notable en el área de los dispositivos plegables.

Samsung prepara más de un dispositivo plegable

Como era de esperar, Samsung debería liderar el camino en esta segunda gran etapa de desarrollo plegable. El objetivo es ofrecer dos nuevos lanzamientos para el próximo año, así como una expansión global de su Galaxy Fold de primera generación que se proyectará en pocos meses.

Tras un primer lanzamiento con precios desorbitantes ahora es el turno de abaratar la tecnología. Recordemos que el más económico, el Motorola Razr cuesta 1500 dólares mientras que el Huawei Mate X se va hasta los 2400 dólares. Samsung ha visto la oportunidad de ofrecer un producto más asequible y este es su objetivo.

El rival del Motorola Razr de Samsung sería mucho más barato 1

El Motorola Razr 2019 llamó mucho la atención pero, no es lo que llamaríamos asequible. Si, tiene un precio más bajo que sus competidores actuales pero, el inminente rival Motorola Razr de Samsung podría ser mucho más barato de lo que esperabamos.

Según el rumor que ha surgido desde The Korea Herald, el segundo plegable de la compañía tiene como objetivo reducir la barrera psicológica de los mil dólares. Según este medio coreano hablaríamos de 840 dólares, un precio muy semejante a los Galaxy S10 en su lanzamiento. Esto, suena bastante complicado pero si fuese posible acabaría con la competencia en este sector de manera inmediata.

Esto tiene su coste, se rumorea que las especificaciones técnicas podrían incluso ser inferiores que las del Razr 2019. Recordemos que este equipo incluye un procesador Snapdragon 710, 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno. Por el contrario, el Galaxy Fold de este año nos ofrecía un chip Snapdragon 855, así como 12GB de RAM y 512 gigas de almacenamiento.

Se avecina un 2020 muy interesante con propuestas en dispositivos plegables de diferentes fabricantes. Veremos si esto abarata el coste de este nuevo factor de forma y como avanzan los diferentes fabricantes en este ámbito.