La asignación y registro de direcciones IP en 76 países es una organización sin animo de lucro. Dicha organización gestiona Euopa, Oriente Medio y partes de Asia Central. Ayer, se anunciaba la asignación del último bloque restante de las direcciones IPv4.

Europa dice adios a IPv4

Pongámonos en antecedentes, una dirección IPv4 es un número de 32 bits que se representa mediante 4 números de 0 a 255 separados por un punto («.»). Las direcciones IP se utilizan para identificar de forma única los dispositivos en Internet. Esto tiene una limitación de 4200 millones de direcciones IPv4 en todo el mundo.

Este anuncio es un llamamiento a los operadores de red. La organización RIPE NCC quiere que los operadores den el salto para poder seguir creciendo. Esta organización tiene ciertas dudas sobre el crecimiento escalable de Internet.

Por el momento, la organización recibe las direcciones OPv4 que sean devueltas por cese de uso. Estas serán reasignadas a través de una lista de espera. Las direcciones se espera que solo sean unos cuantos cientos de miles, insuficientes para lo que demanda la red.

El direccionamiento IPv6, sucesor de IPv4, aún no ha sido ampliamente adoptado y hoy gran parte de Internet sigue funcionando con el direccionamiento IPv4. Esto es una llamada a los operadores de red para que adopten de una vez por todos IPv6.

Nikolas Pediaditis, director de servicios de registro y desarrollo de políticas del CNC RIPE, hizo un llamamiento a las partes interesadas para que apoyen el despliegue del IPv6.