A pesar de la bajada en las ventas de PlayStation 4, ayer Sony presumía, y con razón, de haber superado los cien millones de unidades vendidas. Esto convierte a esta consola en la más rápida en alcanzar esta cifra. Sony ha indicado en sus cuentas que han vendido 3,2 millones de consolas entre marzo y junio de este año. Si lo sumamos a los 96,8 millones anteriores tenemos una cifra redonda.

PlayStation 4 desbanca a Nintendo Wii U

La anterior consola que había alcanzado los cien millones era Nintendo Wii U. La revolución de la legendaria compañía de videojuegos alcanzó estos números necesitando dos meses más que la consola de Sony. De esta manera, Sony ha conseguido posicionar muy bien a su PlayStation 4 ante los fallos de Nintendo con Wii U y Microsoft con el lanzamiento de Xbox One.

Nintendo WiiU

Sony también ha indicado un dato que muestra un cambio de tendencia. Por primera vez, los usuarios están comprando más juegos en digital que con discos físicos, esto supone un cambio de tendencia. Los juegos físicos cada día tienen menos relevancia, algo que era de imaginar por la comodidad y las ofertas disponibles con un juego digital.

A pesar de tener media década de vida, las ventas de PlayStation 4 nunca se han visto atenuadas salvo en los últimos meses. El año pasado consiguió vender 17,8 millones de consolas, solo 1,2 millones menos que en el año 2017. Unas ventas increíbles que solo se han visto mermadas cuando los japoneses han hablado sobre el lanzamiento de la siguiente consola a finales de 2020 con soporte de ray-tracing, 8K, almacenamiento SSD  y retrocompatibilidad con PlayStation 4.

Sony no termina de despegar

Pero, lamentablemente esto es lo único bueno que tenía que comentar Sony sobre el balance empresarial. La división de smartphones ha caído un 15% y continúa en caída libre y sus ventas son menos de la mitad de lo que hizo durante el año pasado. Sony ha vendido tan solo 900 mil smartphones. Para que nos hagamos a una idea de lo malas que son estas cifras, las ventas de 2018 fueron menos de la mitad de 2017 y las de 2019 la mitad de 2018.

En numero y posibilidades

Mientras, la división de imagen de Sony va bastante bien. Sobre todo el área de sensores para smartphones. Las ventas de cámaras digitales como su A7 FullFrame Mirrorless o su flamante RX100 han descendido. Pero, esto es un movimiento que ha afectado a toda la industria. Sony sigue siendo la compañía con mayores beneficios en el segmento de fotografía. Así pues, el problema no es de Sony sino de esa industria.