Sony es muy conocida en el ámbito de la fotografía digital. Sus sensores Exmor nos permiten realizar fotografías increíbles en condiciones de baja luminosidad. Ahora, nos presenta la nueva iteración de su compacta más potente, la RX100. Esta es una compacta no apta para todos los bolsillos.

Nueva Sony RX100 VII, potencia desatada

Sony ha anunciado hoy una nueva incorporación a su ya galardonada serie de cámaras RX, la RX100 VII (modelo DSC-RX100M7). Gracias a la aplicación de las tecnologías desarrolladas para la Alpha 9, la cámara mirrorless de fotograma completo de Sony, la RX100 VII logra nuevos niveles de rendimiento para una cámara compacta, tanto en las fotografías como en los vídeos, lo que terminará de convencer al público en general de que tiene a su alcance una potencia de nivel profesional para realizar las espontáneas fotos del día a día.

La RX100 VII va equipada con el sensor de imagen CMOS Exmor RS apilado tipo 1.0, recién desarrollado, y el procesador de imágenes BIONZ X de última generación. Esta combinación lleva el rendimiento del enfoque automático a nuevas cotas y logra velocidades que antes solo se habían alcanzado en la Alpha 9. El objetivo zoom de gran ampliación ZEISS Vario-Sonnar T F2,8 – F4,5 de 24-200 mm garantiza la flexibilidad de disparo que convierte a la RX100 VII en la opción adaptable a todo tipos de situaciones de captura de usuarios, desde entusiastas de la fotografía hasta profesionales.

Unas capacidades de enfoque nunca vistas en una compacta

La RX100 VII ofrece 357 puntos de AF con detección de fases en plano focal. Esto la convierte en la líder en su clase. Además, gracias a que incorpora el control de motor del objetivo recientemente optimizado, alcanza una velocidad de enfoque de 0,02 segundos, la más rápida del mercado. Todo esto se traduce como que la cámara puede realizar los cálculos de AF/AE hasta 60 veces por segundo y capturar una acción trepidante a 20fps con el seguimiento de AF/AE lo que, a su vez, garantiza que todo movimiento queda plasmado con un enfoque rápido y preciso.

Además, el sensor de imagen consigue capturas sin espacios negros, una visualización realista en directo incluso si se dispara de forma continua a 20 fps, la misma experiencia que con la Alpha 9. La RX100 VII introduce un nuevo modo de mano, el de «Captura en ráfaga única», ideal para capturar la toma perfecta a alta velocidada hasta 90 fps en formato JPEG/RAW y con el obturador antidistorsión.

Detalles ganadores

Esta cámara hace uso del último sensor CMOS de la compañía nipona, el Exmor RS de 20,1 MP que incorpora un chip DRAM y procesador de imágenes BIONZ X de última generación. Hasta aquí todo era bastante esperable, las últimas tecnologías aplicadas a esta compacta con aspiraciones a réflex o evil.

Según Sony tendremos la velocidad de una Alpha 9, con hasta 60 cálculos de seguimiento de AF/AE por segundo y captura sin espacios negros a 20 fps con seguimiento de AF/AE. Esto se aplica igualmente al seguimiento Eye AF en tiempo real para cualquier sujeto, animal o humano.

La óptica viene firmada por Carl ZEISS con el Vario-Sonnar T F2,8 – F4,5 de 24-200 mm. Que nos permite tener una óptica increíble en un tamaño de bolsillo. Si hablamos de otras novedades podemos hablar de su ráfaga a 90 fotogramas por segundo. Además por fin dispone de conexión de micrófono.

El video importa

Con un  tamaño compacto y ligereza, la RX100 VII (unos 302 g de peso y 102 mm x 58 mm x 43 mm) nos permitirán llevarla a cualquier sitio. Podremos además montarla en lugares que, de llevar una cámara de mayor tamaño, jamás habrías podido. Y este pequeño tamaño esconde multitud de capacidades de vídeo de carácter profesional perfectas para ir grabando por donde vayas, por ejemplo, si queremos hacer un videoblog:

  • Grabación de vídeos 4K integrada, con lectura completa de píxeles y sin agrupación, en XAVC S de alta tasa de bits
  • Seguimiento en tiempo real y Eye AF en tiempo real para vídeo
  • SteadyShot activo para 4K, 8 veces más eficaz que el SteadyShot estándar para 4K
  • Entrada de micrófono integrada
  • Hybrid Log-Gamma (HDR)/S-Gamut3.Cine/S-Log3, S-Gamut3/S-Log3
  • Compatibilidad con el complemento de edición de vídeo «Movie Edit» de la aplicación móvil «Imaging Edge» para estabilizar y editar las grabaciones
  • Grabación de vídeos en vertical
  • Grabación a intervalos para crear increíbles vídeos de intervalos de tiempo
  • Grabación a cámara superlenta a hasta 1000 fps
  • Pantalla que gira 180º, fácil de usar si lo tuyo es «videoblogguear»

Una cámara sobresaliente en un espacio reducido. Cuando Sony presentó la primera RX100 dejó entrever que esta cámara sería algo más que una Bridge. Sus capacidades nos situan ante un segmento diferente, una compacta con la potencia de una cámara alpha.