Qualcomm vuelve a ser golpeado por la Unión Europea. La compañía ya había sufrido una multa de 1200 millones a finales del año pasado pero, todavía quedaba otra. Qualcomm ha sido multada por la Unión Europea por violar las reglas antimonopolio.

La Unión Europea sanciona a Qualcomm con 242 millones de euros

La Comisión Europea ha indicado hoy la victima y la sanción de la última actuación que se salta las reglas de la competencia. El suceso aconteció durante los años 2009 y 2011 cuando Qualcomm vendió tres de sus chips a Huawei y ZTE por debajo de su precio para acabar con posibles competidores.

Por entonces existía una compañía denominada Icera que quería competir con Qualcomm en aquel entonces. Icera posteriormente sería adquirida por Nvidia después de fracasar en sus intentos por competir con Qualcomm.

La comisión ha indicado que el dominio del mercado no es la causa detrás de las multas. En este caso, la Comisión Europea multó al fabricante de chips porque abusaba de su poder en el mercado frenando a la competencia.

“La Comisión ha concluido que la conducta de Qualcomm tuvo un impacto sobre la competencia. Impidió que Icera pudiese competir en el mercado y redujo la capacidad de elección de los consumidores,” indican.

Qualcomm todavía tiene una causa pendiente pos su abuso de posición dominante en Estados Unidos. Cabe destacar que esta multa no tendrá un gran impacto para Qualcomm ya que supone un 1,27% de su beneficio después de todo.