La Comisión Europea parece que ha terminado de examinar a Google y ya tiene un nuevo objetivo. El gigante de las compras ha sido estudiado por la Comisión Europea, que ha solicitado información a vendedores y fabricantes desde hace un año. Esto es debido a que Amazon juega como vendedor y como competidor de otras empresas. Estas se han quejado de que Amazon ha copiado sus productos.

Amazon podría recibir dos sanciones desde la Unión Europea

En primer lugar, la Unión Europea estudiará los acuerdos con los vendedores que ha creado Amazon. Por otro lado, también se centrará en los artículos sugeridos para añadir desde ciertos fabricantes. La Comisionada de Competencia Europea Margrethe Vestager, puede sancionar a las empresas con hasta un 10% de su facturación e indicaba que este problema es crucial ya que muchos europeos compramos online.

“El e-commerce ha supuesto una gran competencia para las tiendas físicas y nos ofrece más capacidad de elección y mejores precios. Necesitamos garantizar que las grandes plataformas online no eliminan esos beneficios a través de comportamientos anticompetitivos,” indicaba.

Amazon ha indicado que cooperará con la investigación de la Unión Europea. La compañía indicaba este miércoles que habían llegado a un acuerdo con la autoridad anticompetencia de Alemania. El gigante americano revisará los terminos del servicio con terceras empresas.

La Comisión ha estado trabajando para definir el ámbito de trabajo, el mercado en el que opera Amazon. De esta manera pueden identificar el daño competitivo que podrían realizar, indican las fuentes. Se indicaba que el problema era si se mira a Amazon en el mercado en general o en su propio mercado.

Esta no es la primera vez que se enfrenta a la Comisión. Hace dos años tuvo que pagar impuestos de 250 millones de euros a Luxemburgo por beneficios ilegales en los impuestos. Ese mismo año se solventó un problema relativo a los e-books en Europa.