Xiaomi tiene múltiples marcas de smartphones. Por un lado la recién presentada Redmi y antes Black Shark dedicada al público gamer. La realidad es que los smartphones gaming tienen gran cabida y Xiaomi no quiere desperdiciar esta ocasión.

Tras haber sido lanzado en China parece que su siguiente parada antes del lanzamiento global será India. Ahora, ha pasado por el Bureau of Indian Standards (BIS) para su certificación. Esta es una clara señal de su inminente lanzamiento en India.

Hay Black Shark para rato

La realidad es que ha sido un éxito increíble. Xiaomi ha sabido posicionar una marca nueva como Black Shark por delante de marcas como Razer o Asus con sus terminales enfocados a este público gamer que juega desde juegos de moda como los títulos de Supercell hasta partidas de tragaperras online. Un sinfín de alternativas para un hardware de lo más variado.

El Xiaomi Black Shark 2 es el tercer smartphone de la línea Black Shark dedicada al público gaming. El Black Shark 2 cuenta con una pantalla Full HD+ de 6.39 pulgadas, y está potenciado por un procesador Snapdragon 855 con opciones de 8GB o 12 GB de memoria RAM y 256GB de almacenamiento o bien 6GB o 8GB de memoria RAM con 128GB de almacenamiento. El Black Shark 2 cuenta con una cámara trasera dual de 48 MP + 12 MP, una frontal de 20 MP, parlantes stereo, lector de huellas embebido en pantalla, batería de 4000 mAh de carga rápida, y corre Android 9.0 Pie.

Pero, si estabáis esperando el lanzamiento del Black Shark 2 debéis saber que ya se está preparando un nuevo equipo con un Snapdragon 855 o incluso 865, una pantalla de 6.39″ FullHD+ AMOLED, igual que su predecesor. Un digno sucesor del Black Shark 2 que nos permitirá jugar a cualquier juego con la máxima fidelidad.

Lo que empezó siendo una distracción con juegos sencillos como Candy Crush, nos trae autenticas bestias con 12GB de RAM y almacenamiento superior al de nuestros equipos de sobremesa o portátiles. Xiaomi ha sabido posicionarse muy bien y el Black Shark 3 podría batir todos los registros de procesador, almacenamiento y RAM. Lástima que las baterías no evolucionen en consonancia.