El año pasado fue un año extraño para Apple. La empresa de Cupertino vendió más baterías que smartphones. Esto se debió a las medidas que habían tomado de reducir la velocidad de los dispositivos para conservar la autonomía. Esta no es una mala medida sino fuese porque no se lo indicaron a los usuarios.

Con motivo de este “error” de reducir la velocidad a la mitad y hasta el pasado mes de diciembre había un programa especial de sustitución de baterías con un coste reducido o gratuito. En esta sustitución había una salvedad. Apple rechazaba reparar los iPhone que hubiesen sufrido un cambio de batería fuera de un servicio técnico oficial. Parece que esto no volverá a ser un problema.

Apple aceptará las reparaciones de terceros para las baterías

Cualquier empresa no suele tolerar las reparaciones de terceros. Esto se debe a que los componentes que se utilizan o el método de manipular los equipos no es el recomendado por el fabricante. Sin embargo, Apple ha decidido cambiar su política, según documentación interna que se ha filtrado, y muy pronto comenzarán a aceptar cambios relativos a la batería de sus teléfonos inteligentes fuera de este servicio técnico oficial de la marca.

iPhone X batería
iFixit

Cabe destacar que por el momento esto solo sucederá con las baterías. Si cambiamos cualquier otro componente de nuestro dispositivo Apple, tendremos los mismos problemas hasta ahora. Esta documentación interna filtrada revela que si acudimos al Genius Bar, o incluso a autorizados, y necesitamos asistencia con algo que no sea la propia batería del dispositivo, se ignorarán reparaciones de la misma que se hayan hecho fuera del soporte técnico oficial.

Para ponernos es situación, si tienes un problema de conectividad y tu batería no ha sido cambiada por Apple, no tendremos problemas. Esto, solo se tendrá en cuenta cuando se cambie la política actual. Aunque el cambio no sea oficial se seguirán atendiendo otras solicitudes y reparaciones.