Uno de los géneros que menos se ha explotado día en los videojuegos es aquel que utiliza el sigilo. Aún así, podemos encontrarnos una variedad de juegos de este estilo, que nos ofrecen historias diferentes. Uno de estos es Splinter Cell, hasta diferentes juegos indie como el que venimos a hablar hoy, y que sale ya mismo en Nintendo Switch, Aragami Shadow Edition.

Aragami: Shadow Edition

Hace unos años podían encontrarse dos bandos, que podía definirse como La Luz y las sombras. Un día, apareció el nuevo general, Kaiho, mucho más sanguinario y cruel que los anteriores, que acabó con una gran parte de los guerreros de las sombras, además de capturar a otros como la protagonista que nos invoca. Y es que nosotros somos un Aragami, un espíritu vengativo creado mediante un ritual antiguo para liberar a nuestra compañera y sus acompañantes de la prisión en la que se encuentran, iniciando un viaje lleno de sangre y misterios a resolver. De hecho, lo que inicialmente iba a ser una venganza, acaba siendo un dilema sobre las almas y nuestro personaje.

A pesar de que se trata de un juego de sigilo, podemos jugar sin el mismo, siendo mucho más rápido de completar, aunque más peligroso y es más probable que muramos más de una y de dos veces por culpa de que nos localicen. Aún así, sin duda vale la pena toda la diversión que nos ofrece esta historia llena de misterio, espíritus y un duelo de almas gemelas.

Las sombras juegan en nuestro beneficio

Somos un Aragami, no puede tocarnos La Luz e incluso si lo hace llega a dejarnos sin poder. Por eso que todo lo que nos puede eliminar son faros, llamas o incluso tajos de energía luminosa. Nuestros enemigos se han preparado para utilizar sus poderes en nuestra contra, y a la mínima duda que tengan de que estemos por ahí, sobre todo a medida que nos quedemos más cerca de su base central.

Aragami: Shadow Edition con el Aragami moviéndoselo en las sombras

Tendremos que movernos entre las sombras, que también serán la fuente de nuestro poder. Para esto podremos usar el Salto Sombrio que nos permitirá recorrer una distancia en función de donde nos encontremos, siempre y cuando vayamos hasta una sombra. Además, podremos manipularlo, obteniendo nuevos poderes que nos permitirán atacar de lejos, distraer o incluso defendernos en caso de que nos estén atacando.

La forma que ha encontrado el título, y que nos ha resultado especialmente divertida, para mostrar los poderes que nos quedan, es mediante los símbolos de nuestra capa, y es que cuando estamos cerca de La Luz veremos como se vacía rápidamente, al igual que se llena al quedarnos en la sombra.

Habrá habilidades del Aragami que gastan más poder que consumirán más que otras, y que irán ligadas a la potencia de las mismas. Sin duda, tener que estar atentos continuamente de la sombra que tenemos disponible, y por lo tanto de nuestros poderes, lo hace especialmente divertido, e incita más a usar el sigilo.

Mejorando nuestros poderes y oportunidades de triunfar

Estos nuevos poderes se obtienen encontrando pergaminos que se encuentras ocultos a lo largo de los mapas. Normalmente, los veremos en zonas que nos puedan parecer sospechosas porque no tenemos que pasar por ahí, o no sería lo habitual. Cada uno de estos coleccionables nos abre una nueva oportunidad de obtener un punto de habilidad que canjear por habilidades ofensivas, defensivas, y del Aragami.

Aragami: Shadow Edition

Cada habilidad costará en función de lo fuerte que nos haga. La más cara es la opción de lanzar kunais a nuestros enemigos, pudiendo derrotarles desde lejos, y de las más baratas las de los Aragami, como es crear sombra y las de Kurosu, nuestro querido compañero alado. Obviamente las primeras son estas últimas, y sobre todo la creación de sombra la única obligatoria que utilizaremos casi siempre.

Entre todos los pergaminos que encontraremos, puede que nos dejemos alguno, y lo sabremos al final del capítulo, donde podremos ver cuantos había. Si queremos todas las habilidades, o conocer la historia que ocultan estos, vamos a tener que conseguirlos todos y repetir en caso de ser necesario.

Obtén la mejor puntuación en cada capítulo

En función de como hagamos cada nivel, se nos dará una puntuación que marcará si nos han descubierto, si hemos derrotado a los enemigos y como lo hemos hecho, o incluso si hemos tenido que reintentarlo porque nos han cazado y nos han derrotado, reiniciado desde el punto de control. Además, cada nivel se puede completar en diferentes niveles de dificultad, aumentando la rejugabilidad del título.

Tendremos tres logros por cada nivel, uno en referente a si nos han visto alguna vez, otro si hemos derrotado a todos los enemigos y otro si no hemos derrotado a ninguno. Para obtener todos habrá que repetirlo, lo que nos dará una nueva oportunidad de obtener la mejor puntuación posible, siendo una letra D,C,B,A,S.

Cada nivel irá aumentando la duración que tiene, siendo por el medio uno de los más largos que encontraremos, aunque será muy común que varíe entre la media hora y, si tenemos mala suerte, llegue hasta la hora por tener que repetir mucho el nivel. En completar todos los niveles disponibles tardaremos aproximadamente 8 horas y media, aunque esto no implica que sea la duración completa y final del título.

Una historia profunda y completa

Cuando comience la historia estaremos tan perdido como nuestro Aragami, por lo que tendremos que resolver los misterios a medida que avancemos. Tendremos una conexión especial con nuestra invocante, pudiendo ver su pasado a través de diferentes elementos clave que encontraremos en el título. En total hay seis, y para obtenerlos todos nos enfrentaremos a los enemigos más terribles que hay, los generales de Kaiho, o mejor dicho, el último general.

Ultimo general de Aragami: Shadow Edition

No sabemos exactamente cual es el bando correcto, pero al habernos invocado una de las prisioneras, nos guiaremos por lo que dice, pudiendo aparecer constantemente ante nosotros para comunicarnos e incluso darnos pistas y guías de que hacer o a donde dirigirnos.

Amplia la historia y conoce el pasado

Uno de los añadidos que tiene este nuevo juego, es que podemos encontrarnos con Nightfall, el DLC que recibió el juego y que nos ofrece más claridad sobre la historia del pasado respecto a nuestra historia como Aragami. Son 4 capítulos extra que nos hará meternos en la piel de Hyo y Shinobu.

Tendremos nuevas técnicas, y una dificultad extra que supondrá un auténtico reto. Tal es el reto, que desde el propio juego nos recomiendan haber jugado antes a la historia principal que a esta parte. Por supuesto no es algo obligado, pero si nos ayudará mucho el tener soltura dentro del propio título.  Un gran añadido dentro de este juego, y que nos ofrece más horas de diversión al sentir como la historia principal ha pasado volando.

Al tratarse de una precuela de la historia, es muy posible que nos encontremos con que queramos hacerlo antes, enterándonos así de la historia en su propio orden cronológico.  Supondrá un mayor desafío e incluso puede que luego tengamos menos problemas en la historia inicial, pero para los más aventureros seguro que vale la pena.

Conclusión

Se trata de un juego muy divertido, y que realmente vale la pena si tenemos una Nintendo Switch con la que no sabemos a que jugar. No es un título caro, y es que son apenas 29,99€ en digital (con un peso de 3,2 Gb) lo que nos valdrá el juego, que para lo que podemos encontrarnos es especialmente atractivo.

No es perfecto y tiene sus fallos, de hecho en más de una ocasión se nos puede quedar pillado el juego durante un momento. Seguramente lo acaben solucionando, pero no podemos encontrar muchos fallos dentro del mismo, y se nota que ha sido un port muy cuidado y bien realizado.

El juego además cuenta con una Signatura Edition que resultará un poco más cara, al rededor de 55€ y que nos dará la banda sonora, un certificado numerado y muchos otros elementos como un libro de arte que quedará muy bien en nuestra biblioteca. Si no, tendremos disponible la versión física por 34,99€ sin estos añadidos, un poco más caro que la digital en referente a los costes extra.