En la actualidad nadie está exento de tener problemas de seguridad. Hemos hablado de múltiples problemas y, en esta ocasión nos toca hablar de Android. Sabemos que algunos podréis pensar que esto sucedió hace tiempo, que ahora Android es seguro. La realidad es que esta vulnerabilidad solo estaba presente entre Android 7 y Android 9.

Una imagen vale más que mil pirateos

Con el parche de seguridad de febrero se ha revelado una vulnerabilidad grave en Android. La vulnerabilidad parece no haber sido explotada aunque, debido a la sencillez del proceso puede que haya sucedido y lo desconozcamos. Para que se encienda la mecha de este problema solo era necesario abrir una imagen de un destinatario (este podría ser conocido o desconocido). Tan solo abriendo la imagen ya estaríamos en apuros.

El principal problema que existe ahora es que las actualizaciones de seguridad en Android no siempre son puntuales. Hay casos en los que esto sucede y, en otras ocasiones tenemos que esperar unos cuantos meses. Esta actualización corresponde al mes de febrero y, esperamos que llegue cuanto antes a los usuarios para que no estén expuestos a este problema.

Este problema también se vio en dispositivos Apple durante el mes de enero. Los atacantes ocultan código malicioso en las imágenes haciendo uso de la esteganografía para redirigir a los usuarios a webs controladas por los atacantes. Toda una técnica que nos ponía en peligro con una simple imagen.