Después de la ristra de filtraciones, Motorola por fin ha hecho oficial su nueva serie Moto G7, una serie que cuenta con cuatro integrantes como son los Moto G7 Play, Moto G7 Power, Moto G7 y Moto G7 Plus. Unos dispositivos que han subido de precio de forma considerable pero que ofrecen unas prestaciones más propias de la gama media que de la baja.

Pantalla que ocupa casi todo el frontal

Sin lugar a dudas, lo que más nos llama la atención en esta serie Moto G7 es su pantalla. Una pantalla que ocupa prácticamente todo el frontal del terminal y que va mejorando el aprovechamiento de esta conforme escalamos en la gama de precios. Así mientras que los Moto G7 Play y Moto G7 Power cuentan con un notch tradicional, este se reduce a una pequeña gota en los Moto G7 y Moto G7 Plus.

Moto G7 y Moto Gy Plus
Motorola

Además del tipo de notch, también encontramos diferentes resoluciones de pantalla en función del dispositivo, siendo esta de 720p en el caso de los Moto G7 Play y Moto G7 Power y subiendo hasta los 1080p en el caso de los Moto G7 y Moto G7 Plus. Una decisión que si bien busca diferenciar entre rango de precios bien no podría ser lo más acertada viendo las prestaciones y precios de los nuevos terminales de la serie M de Samsung.

Qualcomm Snapdragon 632 y Snapdragon 636

Los procesadores de estos nuevos Moto G7 seguro que han tenido parte de culpa en la subida de precio de los terminales, y es que en este apartado Motorola ha olvidado los procesadores de la serie Snapdragon 400 apostando por el Qualcomm Snapdragon 632 para los Moto G7 Play y Moto G7 Power y el Snapdragon 636 para los Moto G7 y Moto G7 Power. Un salto de calidad que se agradece y que, como hemos comentado anteriormente, se deja ver en el precio.

Trasera Moto G7
Motorola

La gama baja de Motorola siempre ha gozado de una excelente autonomía, y en esta ocasión la compañía lo ha vuelto a hacer con el Moto G7 Power, un terminal que dispondrá de una batería de 5.000 mAh. Por contra, los Moto G7 Play, Moto G7 y Moto G7 Plus dispondrán de una batería que se quedará en los 3.000 mAh. Una capacidad que si bien nos permitirá llegar sin mucho problema al final del día lo mismo se queda escasa para los más exigentes.

Para terminar, nos queda hablar del precio, un apartado en el que la marca se ha alejado mucho de sus inicios donde el sello Motorola significaba una gran relación calidad precio. Así nos encontramos en primer lugar con el Moto G7 Play, que parte de los 149 euros, el Moto G7 Power, que llega hasta los 209 euros, el Moto G7 que sube hasta los 249 euros y el Moto G7 Plus, que se coloca en los 299 euros.