Los altavoces bluetooth están a la orden del día, sin embargo, cada día están más de moda los altavoces inteligentes. Nosotros somos muy clásicos y nos gustan los altavoces bluetooth convencionales para poder llevarnos a cualquier lado. El SPC Razz es un altavoz con un diseño moderno y que no necesita estar conectado a la corriente eléctrica.

SPC Razz, el altavoz que siempre nos acompaña

Dentro de la gran variedad de altavoces disponibles en el mercado, el SPC Razz podríamos considerar que es de los baratos. Dentro de tener un precio asequible tiene una buena calidad de audio y una buena autonomía. Su diseño es bastante agresivo con ese azul eléctrico y quizás nos hubiese gustado ver más elementos en ese color.

Cuenta con dos altavoces frontales que nos ofrecen 10W de potencia y, aunque pueda parecer poca potencia hemos hecho pruebas al aire libre, su principal área de uso, y escuchamos con nitidez el altavoz a más de 10 metros de distancia. La tecnología bluetooth 4.2 nos permite estar a bastante más distancia sin problema. Sin embargo, en interiores el alcance está bastante más limitado.

Elige tu conexión

Desde SPC han pensado en este inconveniente y podemos conectar el Razz mediante minijack o sino ponerle una tarjeta microSD con la música para aquellos momentos en los que no tengamos conexión a internet. Por último, también podemos acceder a la radio desde el altavoz. Una función cada vez menos presente pero que nos ha encantado.

Tenemos una serie de botones para controlar el acceso a la radio y al resto de funciones que nos facilitan el poder utilizar el SPC Razz aunque nuestro smartphone o el de nuestro amigo no esté cerca. Sólo nos ha molestado que los botones de más y menos no puedan utilizarse para subir y bajar el volumen y si para pasar canciones.

Conclusión

El SPC Razz es un altavoz resultón que cuenta con un diseño atractivo y una potencia ideal para pequeñas fiestas o para desconectar. Podría haber sido mejor con un diseño más uniforme en lugar de las dos piezas laterales que rompen la estética del dispositivo. La rejilla frontal y las patas gomosas son todo un acierto al igual que la pequeña pantalla.

SPC Razz, un altavoz bluetooth pequeño pero gritón 1

Los botones no nos acaban de convencer y más teniendo en cuenta que sirven para cambiar canciones en lugar de controlar el volumen. Una casualidad interesante y que nos ayuda a utilizar una función más demandada por los usuarios al final.

Sin duda SPC ha hecho un gran trabajo con un precio muy asequible. Si queréis un altavoz pequeño y para ir a cualquier parte, este SPC Razz cumple con creces su cometido con una potencia muy buena.