Mages of Mystralia es un juego de aventura en un mundo fantástico que nos obligará a salvar al mundo de un peligro desconocido a la par que mejoramos nuestros poderes con nuevas habilidades y poderes que nos harán crear habilidades que nos darán situaciones muy curiosas.

Nos meteremos en la piel de Zia, una piel que sin desearlo ha obtenido el don, una forma de llamar a los poderes que caracterizan los magos. Por desgracia, el pasado hace que esté prohibido tenerlos y sean perseguidos. Por ello, al momento en el que los demuestra, la destierran de su pueblo Greyleaf, acabando en el bosque. Aquí conocerá a su mentor, que le enseñará a controlar estos poderes y evitar que destruya todo a su paso por error.

A partir de aquí, tendremos que explorar el mundo, ya que un día de pronto aparece un eclipse y no se sabe quien ha sido el que ha realizado esto. Será tarea de los magos, o más bien nuestra, investigar el caso y, llegado el momento, arreglarlo para proteger al valle de los peligros que acontecen.

Eclipse que cuenta la trama principal de Mages of Mystralia

Simple y sencillo, pero no perfecto

En este juego no vamos a tener unos gráficos que nos van a dejar con la boca abierta, pero que no van a quedar mal en general. Lo más llamativo, es que prácticamente en cualquier parte del escenario vamos a tener un secreto o algo que nos hará fijarnos en el mundo antes que ir directo a nuestro destino.

En cuanto a los menús del juego, son bastante descriptivos, con un acceso directo a cada opción y bastante cómodos de usar. Además, podremos acceder al mapa y ver todos los destinos posibles, secretos y estado actual de cada zona. Aún así, podría ser algo más exacto en este sentido, y es que la zona de la ciudad podría tener una zona aparte de en la que se incluye, y así poder dividirlo y saber exactamente donde tendríamos que ir.

Uno de los peores puntos del juego son los tiempos de carga entre las diferentes zonas que podemos encontrar. Cuando cambiamos de zona tiene que cargar por completo, lo que hace que los tiempos de carga se hagan muy largos y llegue a resultar más incómodo. Por suerte, hay que tener en cuenta que una vez que haya cargado, cambiaremos de escenario al instante. El mayor problema llega cuando cambiamos de zona varias veces seguidas, que si empieza a ser realmente molesto.

También debemos tener en cuenta que, por lo que supone el conjunto de habilidades, habrá ocasiones muy concretas donde el framerate caerá, y veremos una pequeña ralentización que no durará mucho. No es algo que ocurra muy habitualmente y solo es un pequeño detalle, pero es algo que veremos cuando tengamos muchos elementos en pantalla, tanto nuestros hechizos como los enemigos.

Lo bueno que tiene este juego, es que está traducido íntegramente en Español salvo las voces que relatan la historia al principio y al final. Aún así, estas también estarán subtituladas, por lo que no perderemos ningún detalle de los extras ni de la historia. Además, como tiene una gran cantidad de texto para explicar todo, es aún más interesante que el juego esté traducido por completo, algo que no siempre podemos encontrar.

Libertad completa al combinar poderes

Cuatro poderes elementales

Cuando empezamos el juego, nos encontramos con un libro de conjuros que nos hablará y nos guiará en nuestro viaje mientras nos hacemos más fuertes. Contaremos con cuatro hechizos base diferentes, que cada uno empezará con un elemento aunque a medida que avancemos seremos nosotros que decidamos como funciona. Estos hechizos son Inmedi (empieza con Electricidad/Aire), Actus (Fuego), Creo (Hielo/Agua) y Ego (Tierra).

A medida que continuemos nuestro viaje, nos encontraremos con runas que cambiarán nuestros poderes y les darán efectos que nunca hubiéramos imaginado en un principio. Las runas son muy divertidas y es interesante poder probar todas las posibilidades, aunque a la hora de la verdad tendremos que elegir lo que nos resulta más cómodo. Esto tiene una progresión que en la primera mitad del juego se hace muy lento, y luego se hace mucho mejor, algo que se agradece.

Estatuas, duplicados y mucho más

Entre los efectos que podemos añadir a los hechizos del juego, podemos encontrar algunos que nos harán cambiar nuestra magia por completo, y obtener efectos que no podríamos haber imaginado de entrada. Un ejemplo de esto es poder lanzar el hechizo, llegando a zonas donde no hubiésemos llegado de otra forma. Otro de estos poderes, es poder crear una estatua de nosotros mismos que podremos utilizar de escudo o para “estar en dos sitios a la vez”.

Mejoras a un hechizo de Mages of Mystralia

Para obtener estas habilidades a mayores que encontremos, tendremos que completar diferentes desafíos y misiones extra que nos propone el juego. Estos pueden ser puzles que debemos completar recolocando las piezas para que estén interconectadas todas entre si. Otro de los desafíos posibles, es una sala especial donde derrotaremos a una serie de enemigos que llegan como en una oleada, o tendremos que encender diferentes antorchas utilizando nuestros poderes.

Salud y mana

Como en este tipo de juegos, la magia requerirá de maná, que se irá regenerando a medida que no lo utilizamos y pasa el tiempo. Cuando haya muchos más enemigos, nos daremos cuenta de que la cantidad disponible es más bien podre y vamos a tener que mejorarlo lo antes posible. Aún así, se nota constantemente que cada vez consumimos más maná mientras aumenta la magia que utilizamos por cada ataque.

La salud no se regenerará tan sencillo como ocurre con el resto de maná. Por ello, tendremos que obtener objetos que nos curen derrotando enemigos o rompiendo los objetos que encontremos por el mapa. También podremos mejorar la vida al igual que el maná, aunque no será tan necesario salvo en momentos puntuales. Y es que, aunque vayamos avanzando, veremos que no vamos a tener mucho problema en este aspecto.

Para mejorar las habilidades, tendremos que ir al Refugio, donde encontraremos dos fuentes para la salud y el maná, en las que tendremos que utilizar 4 orbes morados para mejorar estas habilidades. Para obtener estos orbes, tendremos que completar diferentes desafíos y encontrar los secretos del juego.

Gran rejugabilidad

Este juego tiene una duración que no es ni muy larga ni muy corta, que además permite rejugar este juego sin mucho problema. De hecho, en función de lo que exploremos la historia, puede varias mucho el total de horas, variando entre las 6 y las 12 horas aproximadamente. De hecho, completar el juego en un 61% nos ha llevado poco menos de 7 horas.

Nivel de dificultad extremo de Mages of Mystralia

Con los 3 niveles de dificultad, y la posibilidad de crear hasta 6 conjuros diferentes de cada habilidad, podremos rejugar varias veces el juego y probar si podemos completarlo en todos los niveles de dificultad, siendo especialmente destacado el nivel de extremo, en el que si morimos alguna vez tendremos que volver a empezar desde el principio, un auténtico desafío.

Conclusión

Es un juego bastante sencillo que resulta muy divertido poder explorar y probar todas las combinaciones de hechizos posibles. Además, todos los puzles y desafíos que incluye el juego tienen una muy buena curva de dificultad que lo hará disfrutable en todo momento que dure la aventura.

Si llegan a conseguir que los tiempos de carga entre las zonas sea más corto, el juego obtendría más puntos, y es que, aunque no sea tan problemático al ser solo unos segundos, si que mejoraría el juego. Además, se espera que llegue un parche a corregir un problema por el que el audio no es como debería, que esperamos llegue pronto y no tengamos que subir el volumen casi al máximo para oírlo normal.

Si queremos probar esta fantástica aventura de Borealys Games, podemos comprarlo en formato digital a través de la Nintendo eShop por un precio de 19,99€ y un peso de 3,2 GB. Esto puede ser un problema si tenemos varios juegos digitales, y conviene tener una microSD.