Android Wear ha sido el primer sistema operativo de Google orientado por completo a los smartwatch, los wareables que tenían intención de complementar nuestro móvil, e incluso sustituir alguna de sus funciones. Por desgracia, no ah calado muy bien, y Google cambio su nombre a Wear OS, con nuevo diseño.

Siempre han asegurado no querer renunciar a este mercado, aunque el ritmo de dispositivos no sea igual que hace unos años. Por suerte, los últimos actos de los de Mountain View podrían indicar que más pronto que tarde veremos un dispositivo de este tipo directamente de los creadores del sistema.

Google seguirá trabajando en los wareables

Uno de los fabricantes que habían lanzado Smartwatch con Wear OS ha sido Fossil. Ahora, Google ha decidido comprar la tecnología de esta compañía por 40 millones de dólares. A partir de ahora, los 200 trabajadores de R&D que se encargaban de estos dispositivos pasarán a trabajar en Google.

Fossil ha obtenido éxito en el mercado de los wareables al centrarse en el diseño y el desarrollo según las necesidades y preferencias de los usuarios. Hemos creado y mejorado una tecnología con un gran potencial en la plataforma de smartwatch. Junto a Google, podremos hacer que crezca.

 

Los wareables, creados para el apoyo, la personalización y simpleza, tiene la oportunidad de mejorar la vida de los usuarios aportando la información de un solo vistazo. Con Fossil y el equipo de Google, se podrá crear un portfolio de smarwatch diverso y centrarse en mejorar las necesarios de los consumidores.

Puede que dentro de poco veamos un dispositivo de los de Mountain View bajo estas premisas, y que suponga un avance real en los aspectos que más han descuidado los fabricantes externos. El mayor ejemplo del interés en estos dispositivos lo vemos en Apple. Además, si todo va bien, seguiremos viendo mejoras en Wear OS.