Parece que Apple podría estar planteándose adoptar un estándar de comunicaciones. El heredero del tradicional SMS ya cuenta con el apoyo de otras grandes compañías como Microsoft o Google y ahora podría sumarse la empresa de Cupertino. Al parecer, esto lleva debatiéndose desde octubre.

Apple podría apostar por el protocolo RCS

Este paso podría suponer que iMessage fuera un poco más universal. RCS se corresponde a Rich Communication Service. Las ventajas sobre el SMS es que con RCS podremos enviar vídeos, imágenes y notas de voz de la misma manera que utilizamos iMessage, Facebook Messenger, WhatsApp o Telegram. El principal inconveniente: de momento no ofrece el cifrado de extremo a extremo, cosa que iMessage sí tiene.

La sorpresa ha llegado con esta diapositiva, supuestamente filtrada. En ella se habla sobre el trabajo de Apple con el RCS y que cuenta con la supervisión de la GSMA:

Apple Rcs

Esto podría suponer que Apple ha comenzado a trabajar en el desarrollo de RCS para que el cifrado sea una realidad. Para esto será necesario convencer a gobiernos (que preferirían poder acceder a los datos sin cifrar para determinadas circunstancias) como a las operadoras. Si se integrase, iMessage saltaría de iOS y macOS pudiendo ser compatible con el resto de plataformas de mensajería de Microsoft y Google.

La propia Microsoft querría que iMessage fuese compatible con Windows 10. Pero por el momento no ha pasado más allá de ser una intención. Quizás, con el tiempo, RCS pueda convertirse en el puente que necesitan operadoras y compañías tecnológicas para que la mensajería oficial de cada una de ellas se integre con todos los dispositivos modernos del mundo.