Los rumores se disparan a medida que nos acercamos al MWC. La última filtración indicaba que el Xiaomi Mi 9 tendría una configuración con una triple cámara trasera. Ahora desde China llega una filtración con todas las especificaciones de los dispositivos.

Xiaomi Mi 9 dispondrá de tres cámaras

Si creíais saber como iba a ser el sistema de triple cámara trasera estáis equivocados. El teléfono contaría con una cámara principal de 48 MP (con sensor IMX586 de Sony), una cámara secundaria de 12 MP y una cámara ToF 3D. Más adelante os explicamos en que consiste esta cámara.

Además, el Xiaomi Mi 9 llevará una pantalla AMOLED de 6,4″ 19:9 FHD+ con un notch de gota de agua que albergará una cámara frontal de 24 MP con sensor Sony IMX576. Su diseño frontal será semejante al OnePlus 6T.

La trasera se asemeja a otro terminal del país asiático, en este caso al Huawei P20 Pro, especialmente en la disposición de la cámara: un módulo grande con dos cámaras y, después, un módulo más pequeño debajo. Todos ellos estarán alineados a la izquierda, lo habitual en Xiaomi.

El procesador elegido no podía ser otro que el Snapdragon 855 con el módem X24 LTE (el más potente jamás fabricado por Qualcomm). Las combinaciones de RAM y almacenamiento partirán de 6GB + 128 GB, y este modelo de entrada supuestamente tendrá un precio de 2.999 CNY (383 euros).

El sensor de huellas dactilares se integra en la pantalla, y el teléfono funcionará con Android 9 Pie con MIUI 10 en la parte superior. Tendrá una batería de 3.500 mAh con carga rápida de 32W pero sin soporte de carga inalámbrica. Sus dimensiones se calcula que serán 155 x 75 x 7,6 mm. Debería estar disponible en marzo, por lo que su anuncio en el MWC a fines de febrero parece muy probable.

¿Pero que es una cámara ToF?

Las cámaras TOF se basan en el principio en que cada uno de los píxeles determina la distancia de la cámara al objeto mediante la medida muy precisa del tiempo de retardo.

Gracias al avance de las nuevas tecnologías de visión artificial que ha habido en los último años, existen estas cámaras 3D, las cuales permiten la captura de imágenes 3D en ‘tiempo real’ sin necesidad de movimiento. Se envía una señal óptica modulada por un transmisor que ilumina la escena sobre la cual pretendemos extraer la información 3D. La luz reflejada se detecta por el sensor (smart sensor) el cual determina el tiempo de vuelo para cada uno de los píxeles. La información 3D se captura en paralelo para cada uno de los píxeles, sin necesidad de procesado adicional.

Las cámaras TOF proporcionan medidas de alta calidad y son ideales para aplicaciones donde se requiere alto rendimiento. Gracias a este sistema 3D se consiguen medidas estables en repetitividad y precisión, incluso en objetos de distintos colores y reflectividad dentro de la misma imagen. Ofrecen además la posibilidad de hacer medidas con multicámaras mediante la utilización de múltiples frecuencias de iluminación (hasta 3 cámaras).