Volvemos con los análisis, tras un tiempo de pruebas y demás hemos podido probar uno de los terminales más llamativos de la marca francesa Wiko. Durante semanas hemos podido probar en detalle el Wiko View2 Pro.

Un diseño de primera con un hardware suficiente

Al igual que sucedía con el Wiko WIM nos encontramos con un terminal con marco de aluminio. Con las correspondientes separaciones que hacen posible que este marco actúe como antena. Wiko ha sucumbido a la moda del notch pero, en lugar de optar por el diseño imitando el estilo de Apple ha tomado su propio diseño, centrado en abarcar menos espacio.

La pantalla es de seis pulgadas con un 80,6% de ratio pantalla frente al cuerpo del smartphone y una resolución de 1528×720 (282ppp). Wiko ha elegido un panel IPS LCD y aun así ha conseguido reducir los marcos en gran medida.

La trasera es de plástico y Wiko no ha aprovechado para incorporar la carga inalámbrica. Esta parte trasera es una pesadilla para nuestras huellas dactilares, más cuando el lector de huellas se encuentra situado ahí. En dicha trasera se encuentra la configuración de doble cámara con flash para hacer nuestras mejores fotos.

En cuanto a su hardware, Wiko ha elegido el Snapdragon 450, un procesador destinado a la gama baja con ocho núcleos a 1.8GHz con tecnología de 14nm. Le acompañan 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento ampliables mediante MicroSD.

La experiencia del notch en Android

Empecé la experiencia de probar un terminal con tal magnitud de pantalla entusiasmado. Pronto, me quedé un tanto decepcionado ante el mal funcionamiento de Android con los terminales con notch. La experiencia es sobresaliente cuando la pantalla está en vertical pero, en apaisado comienzan los problemas. El notch no está soportado y el resultado puede ser frustrante.

Por otro lado, hemos tenido ciertos problemas en los extremos de la pantalla. Mandar un audio en WhatsApp o Telegram era misión imposible a menos que desplegásemos el teclado. La sensibilidad táctil está mermada en ese área.

Wiko View2 Pro, una gama baja que destaca 6

Si hay apps como Spotify o el dialer que trabajan muy bien con el notch. Pero, empaña un poco una experiencia que podría ser increíble por los problemas del notch con ciertas apps.

Un rendimiento sobresaliente

Si miramos más allá del notch el resultado es muy bueno. A pesar de llevar un procesador de gama baja su rendimiento es notable. Apenas hemos notado grandes ralentizaciones ni con su launcher ni con otros. Esto nos indica el gran trabajo optimizando un hardware limitado para funcionar de manera óptima.

La cámara, a diferencia con nuestra anterior experiencia con el Wiko WIM, ha funcionado de maravilla. No podemos quejarnos en ningún momento de ralentizaciones o problemas. Se nota que el equipo de Wiko ha trabajado más el tema de la doble cámara y el resultado se nota.

La autonomía es la habitual de 18-22 horas. Con una pantalla de seis pulgadas y una batería de 3000 mAh es increíble que pueda llegar a hacer tantas horas de autonomía. Este es el camino correcto y Wiko parece haber dado con él.

Conclusiones

Wiko ha sabido mejorar el trabajo realizado con el Wiko WIM. El Wiko View2 Pro ofrece un 10% más de pantalla con un tamaño de cuerpo inferior. Eso si, debido a la inclusión del notch, hemos visto como ha empeorado la calidad de la pantalla

Wiko View2 Pro, una gama baja que destaca 7

Sin embargo, quizás ha sido esta reducción de calidad la que ha motivado un rendimiento mejor. Encontramos que el Wiko View2 Pro funciona muy bien y esperamos que la compañía francesa siga trabajando en la senda del rendimiento en lugar de las grandes especificaciones. Un terminal equilibrado es mejor que un terminal que destaca solo en ciertos aspectos.