Con el iPhone X Apple decidió dejar a un lado Touch ID, una tecnología de reconocimiento biométrico basado en la huella dactilar, en favor de Face ID. Una decisión con la que la compañía de Redmond buscaba conseguir un mayor aprovechamiento de pantalla.

Touch ID y Face ID en un mismo dispositivo

No obstante, muchos son los usuarios que, pese a estar contentos con la tecnología Face ID, echan de menos el ya tradicional Touch ID. Y justamente por este motivo Apple, como ha reflejado su última patente, tiene intención de hacer volver esta solución a sus dispositivos ofreciendo de forma conjunta ambos sistemas de reconocimiento biométrico.

Una revolución en ventas

Así, gracias a Patently Apple hemos descubierto que la compañía de Cupertino anda detrás de una patente que buscaría combinar ambos sistemas de reconocimiento biométrico, permitiéndonos así hacer uso del Touch ID cuando el Face ID haya fallado.

Aumentando la seguridad de las compras

Esto, según describe la patente, también buscaría añadir mayor seguridad al proceso de compra mediante la App Store o Apple Play, ya que al combinar ambas tecnologías las opciones de engañar al sistema disminuyen de forma drástica.

iPhone 8 iOS 12

Veremos si Apple en sus futuros iPhone, ahora que ya es una realidad los sensores de huella dactilar integrados en la pantalla, permitiendo así sacar el máximo partido al frontal del terminal, la compañía opta por introducir en sus terminales ambos sistemas.

Una decisión que sin duda iría en favor de los usuarios puesto que aumentaría la capacidad de decisión de éstos. ¿Estáis contentos con el Face ID? ¿Creéis que Apple haría bien introduciendo ambos sistemas en sus futuros smartphones?