La piratería sigue siendo, aunque cada vez menos, uno de los grandes males de la industria del videojuego. Y la última consola en ser víctima del pirateo ha sido la PlayStation Classic, una consola que ha seguido los pasos de las NESS Classic Mini y SNES Classic Mini. Dos consolas retro que también tardaron semanas en ser pirateadas.

La emulación de esta PlayStation Classic ha sido de todo menos buena, y es que debido a utilizar un emulador open-source son muchos los usuarios que se quejan por fallos en el sonido y los gráficos a la hora de jugar.

¿El fallo? Cifrar PlayStation Classic con una clave pública

No obstante, el mayor error de Sony ha estado en el cifrado de la consola, y es que la compañía japonesa, por sorprendente que parezca, ha optado por utilizar una clave pública. Algo que permite a los usuarios de forma más que sencilla cargar juegos en la consola. Como por ejemplo el mítico Crash Bandicoot.

Además de poder cargar juegos en la consola, la comunidad también ha descubierto el acceso al menú oculto de esta mediante el cual se consigue por ejemplo cambiar la región entre PAL y NTSC, añadir trucos o introducir diferentes puntos de guardado.

Muy pronto podremos cargar ROMs en PlayStation Classic

Otra de las cosas que se han descubierto en el código de a consola es que Sony estuvo probando hasta 36 títulos en ésta, entre los que destacan juegos míticos como Colin McRae Rally, Crash Bandicoout, Crash 2, Driver, Gran Turismo, Grand Theft Auto 2. Medal o Honor, Silent Hill o Tomb Raider 1 y 2. Títulos que no sabemos si están ocultos en la consola y la compañía activará más adelante o por si el contrario solamente se ven reflejados en el código de ésta debido a que fueron probados por Sony.

Lo que sí está claro es que más pronto que tarde los usuarios podremos acceder al interior de esta y modificar la consola para añadir muchas de las ROMs que Sony no ha introducido en PlayStation Classic y así poder jugar a muchos de los títulos míticos de la consola.

Lo que nunca sabremos es si esto ha sido una metedura de pata de Sony o si la compañía ha actuado de forma tan laxa pensando así en colocar un mayor número de PlayStation Classic. ¿Os gustan este tipo de consolas? ¿Os animaríais a comprar una PlayStation Classic en el caso de que añadir nuevos juegos fuese realmente sencillo?