La competencia en el mercado de la telefonía móvil es brutal, y sino que se lo pregunten a la surcoreana LG, una compañía que en apenas un par de años ha pasado de contar con unas ventas bastante interesantes a casi desaparecer del mapa. Algo de lo que también puede dar fe Sony con sus Xperia.

Nuevo director en la división móvil de LG

Y esto es algo que ha quedado bastante evidenciado con los diferentes lanzamientos que ha llevado a cabo la compañía a lo largo de este año, llegando a presentar hasta tres dispositivos de gama alta como son los LG V40 ThinQ, el V35 ThinQ y el G7 ThinQ. Dispositivos atractivos que, debido a su precio y falta de diferenciación, han pasado sin pena ni gloria.

LG V40 ThinQ rojo

Por este motivo la compañía surcoreana ha decidido tomar cartas en el asunto y reestructurar la administración de la división de telefonía móvil a fin de poder encauzar el negocio. Y el elegido para cambiar el actual rumbo de la división móvil y sustituir a Hwang Jeong-hwan ha sido Brian Kwon, quien hasta ahora ocupaba la presidencia de la División de Entretenimiento para el hogar de LG.

Buscando repetir el éxito de la división de entretenimiento del hogar

Con este nombramiento, LG busca repetir el éxito que ya cosechase Brian Kwon al mando del departamento de entretenimiento del hogar. Una división que durante este último trimestre generó unos beneficios de casi 290 millones de dólares. Dato que contrasta mucho con los 130 millones de dólares de pérdidas que cosechó la división móvil.

La nueva familia permanece inmovil

Veremos si LG con este cambio consigue dar un paso al frente en el mercado de la telefonía móvil y es capaz de llevar su éxito en Estados Unidos donde la compañía, gracias en parte al veto del gobierno a Huawei, es el tercer fabricante de smartphones al resto del mundo. Una aventura que se antoja difícil teniendo en cuenta el buen hacer del resto de fabricantes. ¿Qué creéis necesita LG para volver a ganarse la confianza de los usuarios?