La famosa compañía surcoreana Samsung ha presentado su nuevo Exynos 9820, un procesador ARM que promete competir con lo último de Qualcomm y con el Kirin 980 de Huawei. Se trata de un procesador de ocho núcleos y que cuenta con una unidad de procesamiento neuronal como principal y obligada novedad.

Como vemos, los fabricantes están decididos a apostar por la inteligencia artificial en los procesadores. En este caso, la NPU está principalmente dedicada a la cámara, ya que según la compañía ésta ayuda a hacer los procesos 7 veces más rápidos. Del mismo modo, gracias a este procesador se podrá grabar vídeo en 8K a 30fps o 4K a 150fps.

Un procesador de 8 nanómetros para el Galaxy S10

La propia compañía asegura que su procesador es un 15% más rápido en multi-núcleo y un 20% más rápido en actividades que requieren un solo núcleo. Promete lograr un 40% más de eficiencia energética y la nueva GPU (ARM Mali G76 MP12) logrará aumentar el rendimiento un 40% respecto a la anterior.

Por último, al chip se le ha añadido un módem LTE mucho más avanzado que su predecesor para permitir mayores velocidades de navegación en 4G y la posibilidad de conectarse a las venideras redes 5G, aunque esto último aun no ha sido confirmado.