El smartphone está llamado a evolucionar. Un terminal por si solo ya es insuficiente y se le empieza a exigir todavía más. Esto, es una excusa perfecta para justificar el aumento de potencia. Samsung, al presentar el Galaxy S8 y S8+ presentó el Samsung DeX. Este era un accesorio que nos permitía convertir nuestro smartphone en un ordenador, lo ampliaba a una gran pantalla y le dotaba de ratón y teclado.

Desde ese momento, Samsung ha ofrecido DeX en diferentes versiones evolucionadas. Pero, faltaba mejorar DeX con un sistema operativo. Es por eso que Samsung ha firmado un acuerdo con Linux para que sus usuarios podáis beneficiaros en el uso de DeX. Samsung permitirá el uso del sistema operativo en los modelos compatibles.

Samsung se alía con Linux

Linux es un sistema operativo multiplataforma de código libre. Al ser gratuito y de código abierto permite que los desarrolladores puedan trabajar a todos los niveles del sistema. Esto ha podido ser clave para que Samsung ofrezca DeX a través de Linux. Su flexibilidad y sus posibilidades lo hacen un candidato ideal.

Interfaz Ubuntu
Interfaz Ubuntu

De todas las distribuciones Linux, Ubuntu parece haber sido la elegida para colaborar con Samsung. Este acuerdo permitirá el uso de Linux en algunos dispositivos Samsung con soporte para Samsung Dex. Actualmente la lista de dispositivos está limitada a dos dispositivos el smartphone Galaxy Note 9 y la tablet Galaxy Tab S4.

Este acuerdo es de gran interés para Samsung. Dejaría así de ofrecer un sistema operativo insuficiente para lo que quiere ofertar Samsung y nos acercaría a los verdaderos ordenadores. Samsung Dex nos ofrecería conectarlo a cualquier monitor y usar Android con una interfaz semejante a un PC convencional. Así podemos ver más contenido, editarlo y compartirlo con nuestros contactos. Un paso clave para el crecimiento de la apuesta de Samsung DeX.