La compañía de Santa Clara sigue trabajando en sus procesadores ajeno a los ruidos externos. En esta ocasión Intel ha presentado su nueva familia de procesadores Cascade Lake. Hablamos de procesadores Intel Xeon escalables de nueva generación. Estos procesadores llegarán en general durante la primera mitad del año que viene. Para comenzar a abrir boca han presentado el Xeon E-2100, un procesador con un único socket y seis núcleos en este procesador diseñado para las pequeñas empresas. El E-2100 está disponible desde hoy.

Cascade Lake la siguiente evolución de Intel Xeon

La familia de procesadores Cascade Lake buscan ofrecer un rendimiento mayor.  Esta diseñado para rendimiento frente tareas a alta demanda (HPC), Inteligencia Artificial e Infraestructura como Servicio (IaaS). Ofrece más canales de memoria que cualquier otro procesador. El paquete multi-chip ofrece hasta 48 núcleos por CPU y 12 canales de memoria DDR4 por socket. En términos de inferencia deep learning, los Cascade Lake disponen de un rendimiento del procesador avanzado. Este ofrece una mejora de hasta 17x imágenes por segundo en comparación con procesador Intel Xeon Platinum en su lanzamiento.

Nuevos Intel Xeon

Mientras tanto, el procesador Intel Xeon E-2100 soporta cargas de trabajo adecuadas para los servidores de gama baja. Incluye la tecnología de Intel Software Guard Extensions (SGX) para seguridad de los datos. SGX, ha sido incluido en las generaciones precedentes de procesadores de la familia Intel Xeon E ofreciendo seguridad basada en el hardware y otras funciones.

Estos nuevos chips demuestran el desarrollo constante de Intel con un conjunto de soluciones optimizadas en silicio indicaba Lisa Spelman, Vicepresidente y Manager General de Xeon y marketing de data center. Este catálogo de productos está diseñado para adaptarse a las demandas de la computación, creado por el aumento de los datos. En 2017 Intel obtuvo más de mil millones de dólares de beneficio de los procesadores Intel Xeon utilizados para Inteligencia Artificial.