No terminan los problemas para Apple y Samsung. Sus acciones les pasan factura, una factura millonaria. El regulador italiano de la competencia ha anunciado que establece una multa a Apple de diez millones de euros y otra a Samsung de cinco millones de euros. Ambos fabricantes limitaron deliberadamente la vida útil de sus teléfonos, la llamada obsolescencia programada. Italia ha hablado.

Apple y Samsung condenados en Italia por obsolescencia programada

Esta decisión es una de las primeras del mundo contra estos fabricantes, pero no será la última. Apple y Samsung han sido acusados de reducir deliberadamente la velocidad del procesador de sus smartphones para buscar la renovación de los terminales.

El comunicado de la autoridad italiana tras su investigación es tajante, «Las compañías del grupo Apple y del grupo Samsung aplicaron prácticas comerciales deshonestas». Esto ha supuesto que les acarreé una sanción y el escepticismo de la comunidad sobre si podría haber más casos de este estilo en sus productos.

Las actualizaciones de los sistemas operativos en los smartphones de años anteriores de Apple y Samsung «provocaron graves problemas y redujeron de manera drástica sus prestaciones, buscando de esta manera acelerar su sustitución», indicaban en la agencia.

Samsung quiere reacondicionarlos

Si todavía no recordáis la situación os ponemos en antecedentes. Samsung lanzó una actualización para los propietarios del modelo Samsung Galaxy Note 4. Esta era una actualización del sistema operativo de Google, Android. El problemas es que dicha actualización estaba pensada para el modelo más reciente de la compañía, el Galaxy Note 7. A raíz de esta actualización los Galaxy Note 4 sufrieron una perdida de rendimiento increíble.

Apple por su parte motivo a los usuarios del iPhone 6 a instalar un sistema operativo diseñado para el iPhone 7 y provocó problemas similares. Además, la compañía de Cupertino reducía la velocidad de sus smartphones antiguos deliberadamente para mejorar la autonomía. El efecto que se conseguía era el de remplazar los dispositivos antiguos.