Hace poco Facebook sufrió uno de los mayores problemas de seguridad de su historia que supuso exponer datos de alrededor de 50 millones de cuentas. Esto ha supuesto un antes y un después por parte de los usuarios y de las empresas y gobiernos sobre el uso de la información. En base a estos problemas Facebook ha decidido sacar la chequera y buscar una empresa de ciberseguridad para incorporarla a su cartera de empresas.

Facebook solucionará los problemas de seguridad con una nueva compra

Facebook está muy ocupado viendo las posibles empresas de ciberseguridad. Una de ellas será adquirida por el conglomerado de Facebook para garantizar la seguridad de todos sus servicios. Tras la compra de Acrylic Software en 2012 y PrivateCore en 2014 parecía que Facebook estaría a salvo. La compañía dispone de un departamento de ciberseguridad pero no parece haber funcionado como debía.

La compañía que compró Facebook

Con los problemas de ciberseguridad a la orden del día, las compañías especializadas en este área son muchas, especialmente en Silicon Valley. Los especialistas en seguridad están en una batalla continua con los hackers y editores de malware. Estos crean nuevas herramientas de manera constante para obtener la información del usuario de manera ilegal. Esto es un elemento de gran valor en nuestro mundo digital. Facebook no tiene problemas de cartera y todo lo que debe hacer es decidir cuanto gastar y en que compañía.

La operación se cerrará antes de que termine este año. Sin embargo, tendremos que esperar un tiempo antes de que alguna medida de seguridad sea implantada en Facebook. Estos cambios, suelen suceder de manera interna y los usuarios no veremos nada de lo que sucede. Eso si, recibiremos múltiples comunicaciones de las mejoras en el ámbito de la seguridad. Facebook debe recuperar la confianza perdida de millones de personas que han visto sus datos expuestos.