Llegan tiempos complicados a la fabricación de procesadores. Tiempos de nuevos retos donde luchar contra los limites de la física. Romper la barrera de los 10 nanómetros es posible y Samsung parece querer abanderar la revolución con su nuevo proceso de fabricación.

Samsung se olvida de los 10 nanómetros

Apple está trabajando con TSMC y su objetivo era alcanzar los 10 nanómetros. Sin embargo, a Samsung se le quedan grandes los 10 nanómetros y su objetivo va más allá. Con el desconcierto y falta de liderazgo por parte de Intel en la fabricación de procesadores aún más pequeños, Samsung toma la batuta para tratar de conquistar los 7 nanómetros.

El encargado de semiconductores de Samsung hablaba del reto de la tecnología durante la presentación de los resultados del trimestre. Durante esta conferencia indicaba que el objetivo de Samsung era liderar. Esto es debido a que será el fabricante en exclusiva de la segunda generación de chips de 7 nanómetros. Estos chips se realizan con una litografía ultravioleta extrema (EUV) que ayuda a posicionar transistores e reducidas dimensiones sin mucho problema.

Exynos

Samsung ha anunciado que comienza la producción EUV describiendo todas las ventajas que ofrecerá a futuros procesadores móviles que están siendo fabricados en sus instalaciones. Una tecnología que no está al alcance de cualquiera y que Samsung comandará.

Los chips, fabricados con una tecnología EUV de 7nm de segunda generación pueden fabricarse con mayor facilidad y mejores rendimientos. Esto abarata los costes y, al compararse con los chips presentes en el Note 9 o el iPhone X, el silicio de 7nm LPP EUV puede realizarse con una huella un 40% inferior y un 20% más rápido o con una reducción en el diseño del 50%.

El futuro es EUV

Desde hace tiempo, los procesadores son bastante potentes. Aun nos preguntamos que pueden hacer los diseñadores de los futuros Snapdragon, Exynos o AX Bionic más allá de reducir el impacto de la batería. El espacio que se ahorran con el método EUV será utilizado por algún otro de los elementos que lleva hoy en día un smartphone. La duda que nos queda es si el inminente Samsung Galaxy S10 se beneficiará de la tecnología de 7 nanómetros.