Mucho se ha hablado durante los últimos años sobre la posibilidad de que exista un teléfono plegable. Sabemos que es una tecnología que ya existe, ya pueden fabricarse pantallas que pueden ser dobladas y esto abre un interesante abanico de posibilidades para la industria de los smartphones.

Si bien muchos habrían apostado hace tiempo porque el misterioso dispositivo de Microsoft conocido como Andromeda sería quien inaugurase esta categoría, parece que será Samsung el fabricante que tenga el honor de presentar el primer smartphone con pantalla plegable del mercado.

Mucho más que un teléfono: una tablet de bolsillo

En una entrevista concedida a CNET, el jefe de la división de móviles de Samsung, DJ Koh, ha hablado sobre este dispositivo y ha confirmado lo que era un secreto a voces: el teléfono tendrá plenas funciones de tablet cuando esté desdoblado (entendemos que la interfaz se autoadaptará), mientras que si lo doblamos podremos utilizarlo como un teléfono cualquiera y no tendremos problema para guardarlo en nuestro bolsillo.

Además, el mismo directivo ha sugerido que este innovador dispositivo podría ver la luz en la conferencia para desarrolladores de Samsung prevista para el próximo 7 de noviembre, aunque se ha mostrado cauto al respecto y ha afirmado que antes debe cumplir una serie de estándares. Es de esperar que esta primera versión no se venda mundialmente sino que cuente con una producción muy limitada y a un precio prohibitivo para el común de los mortales.

¿Necesitamos teléfonos plegables?

El gran reto de Samsung será crear en el consumidor la necesidad de un teléfono plegable, que el comprador se dé cuenta de que necesita un producto que hasta el momento no sabía que existía. Para ello, el dispositivo debe ofrecer más pros que contras, y es que está por ver el funcionamiento de las pantallas plegables en smartphones, cómo afecta al grosor del terminal y un largo etcétera de incógnitas de las que dependerá el posible éxito comercial de un equipo de estas características.

Además, el gigante surcoreano deberá andarse con ojo, pues no son los únicos que tienen un proyecto así entre manos: Huawei, Xiaomi, Lenovo, LG o la propia Microsoft están investigando también la forma de introducir dispositivos con pantallas plegables en el mercado. Quien se acerque mejor al concepto que realmente necesita el mercado se llevará el gato al agua. ¡Que comience la batalla!