En abril de este mismo año, la gente de Opera decidió lanzar su navegador Opera Touch para Android al mismo tiempo que dejaba en ascuas a los usuarios de iOS con la promesa de que durante los próximos meses ellos también recibirían esta aplicación tan deseada por muchos usuarios.

La verdad es que Safari ofrece un rendimiento más que aceptable en los dispositivos fabricados por Apple y es el navegador de cabecera de la inmensa mayoría de usuarios de iOS. Sin embargo, hay muchos que prefieren probar otras alternativas de calidad como Chrome o Edge, a los que ahora se les suma Opera Touch, que llega con una serie de características innovadoras que pueden inclinar la balanza a su favor.

imagen promocional de opera touch

Fácil, intuitivo y con gestos

De este modo, si instalamos Opera Touch nos encontraremos con una interfaz muy cuidada, pensada para poder ser utilizada con una sola mano gracias a la ubicación de los botones y al sistema de gestos que lleva implementado (algo que encaja a la perfección con la nueva filosofía de iOS y de los últimos iPhone desde el iPhone X).

De este modo, encontraremos en la parte inferior de la interfaz un botón flotante de «acciones rápidas» que nos ayudará acceder de forma rápida y simple a un menú desde el que podremos cambiar entre pestañas, hacer búsquedas rápidas y navegar entre distintas webs mediante desplazamientos.

Por si esto fuese poco, el navegador también cuenta con la tecnología «Opera Flow», la cual permite a los usuarios transferirse a sí mismos enlaces, imágenes y notas entre su teléfono y su PC con Ópera instalado. Esta sincronización es el presente y futuro de los navegadores web y quien mejor sincronización ofrezca probablemente se lleve el gato al agua en los próximos años.