Sabemos de la existencia del LG V40 ThinQ desde hace tiempo gracias a las numerosas filtraciones que inundan la red en las semanas antes del lanzamiento de un dispositivo. En esta ocasión, lo que más nos llamaba la atención eran las tres cámaras en la parte trasera y las dos frontales, sumando un total de cinco cámaras y apuntándose a la nueva moda del mercado de los smartphones.

Si ayer Evan Blass publicaba en Twitter un render del terminal que no dejaba nada a la imaginación, hoy la compañía surcoreana ha decicido dar un paso adelante y publicar el primer vídeo oficial del LG V40 ThinQ ante el aluvión de filtraciones.

En cuanto al diseño, además del tema de las cámaras, podemos observar que es un teléfono muy bien aprovechado en los marcos laterales y que todavía no confirma si tendremos notch o no, puesto que en el render publicado por Evan Blass no se aprecia pero podría estar escondido por software (opción que permiten otros fabricantes como Huawei). Además, contará con un lector de huellas en la parte trasera.

LG V40 ThinQ
Pantalla6,4″ QHD+, P-OLED
ProcesadorQualcomm Snapdragon 845
RAM6GB
Almacenamiento64GB, 128GB,
Batería3.300 mAh
Cámara trasera12MP f/1.5, 16MP f/1.9, 12MP f/2.4
Cámara delantera8 y 5MP f/2.2
Sistema operativoAndroid 8.1 Oreo
Dimensiones y peso158.7 x 75.8 x 7.79 mm
169g
OtrosCertificación IP68 con protección al agua y al polvo. Protección contra golpes y caídas MIL-STD 810G

Un buen teléfono con fallos incomprensibles

Tal y como observamos en la tabla de características, estamos ante un teléfono de gama alta con una pantalla QHD de gran resolución y tamaño (6,4″) con tecnología OLED (lo cual nos parece un acierto). No obstante, viendo que según las filtraciones la batería será de 3.300 mAh, todo apunta a que no tendremos ni de lejos una de las mejores autonomías del mercado y quizás habría sido mejor optar por una resolución FullHD+, que es más que suficiente.

El resto de las características entra dentro de lo esperado: 6GB de memoria RAM, almacenamiento interno de 64GB o 128GB, un grosor y peso adecuados… Y un gran pero: la versión del sistema operativo. No es concebible que un smartphone que va a aparecer en el último trimestre de 2018 salga con Android 8.1 Oreo y no con la última versión del sistema operativo, que ya lleva un tiempo en el mercado.

Por todo ello, nos tememos que éste no será el dispositivo con el que LG vuelva a deslumbrar al mundo como hizo en su día con el LG G2. No ofrece nada que el resto de fabricantes no hayan creado ya meses atrás y, de hecho, podría contar con dos fallos importantes como la versión del sistema operativo y la autonomía. Este no es el camino.