Epic Games decidió que su éxito más importante, Fortnite, merecía un esfuerzo más allá de Google Play. La Tienda de Google en Android es muy interesante pero, su comisión de un 30% se le antojaba excesivo a Epic Games. Así pues, decidieron prescindir de Google Play y apostar por un juego ajeno al sistema.

Fortnite siembra un peligroso precedente en Android

Al llevar Fortnite a Android este verano, Epic ha demostrado que el mayor éxito en el mundo de los videojuegos puede triunfar sin depender de la tienda Google Play (y su 30% de beneficio en todas las ventas). Este truco parece haber funcionado muy bien. Epic ha indicado que Fortnite ha sido descargado 15 millones de veces y disponer de 23 millones de jugadores en tan solo 21 días desde el lanzamiento de la beta.

Para comprender el contexto, la versión de iOS fue descargada alrededor de 11 millones de veces durante su primer mes, según la información indicada por la empresa Sensor Tower, aunque se trataba de una beta cerrada. En iOS necesitó alrededor de tres meses alcanzar las 100 millones de descargas.

El peligroso éxito de Fortnite en Android sin Google Play 1

Epic ha limitado la beta de Android a un pequeño grupo de terminales. Esto explica como es posible que un 92% de los terminales con Fortnite disponen de Android 8 o superior. A pesar de trabajar con software actualizado, Epic ha tenido problemas con la fragmentación de software.

La gestión de memoria ha sido uno de los problemas más comunes: Epic indicaba que incluso los terminales reiniciados solo permiten que hagan uso de un 50 o 75% de su memoria. Las apps que están en segundo plano también han causado múltiples problemas.

Los terminales con 4GB tenían ciertos problemas de ralentizaciones. Esto fue probado por la gente de Ars Technica con un Galaxy S8+. Desde Epic también experimentaron problemas de rendimiento con el uso de Vulkan y OpenGL donde al final la constatada tecnología de OpenGL ha resultado mucho mejor.

El peligroso éxito de Fortnite en Android sin Google Play 2

Desde Epic también indican el otro problema con el malware. Muchos desarrolladores han intentado confundir a los usuarios para descargar falsos instaladores de Fortnite en sus dispositivos. Epic ha detectado 47 instaladores no autorizados, algunos son los mismos en diferentes sitios. Epic ha indicado que está trabajando con los desarrolladores de los navegadores y detectores de fraudes para evitar estos sitios y sus pop-ups.

Con esto, Epic ha demostrado que Fortnite, y cualquier otro juego, pueden triunfar más allá de la Play Store. Ahora bien, va a ser un camino más complicado que el de la propia tienda de Google.