Tras unos meses de rumores e informaciones difusas al respecto, Nikon ha desvelado por fin sus dos nuevas cámaras sin espejo. Hablamos de las Nikon Z6 y Z7. Dos cámaras que quieren cambiar la aproximación de Nikon respecto a las cámaras sin espejo.

El único inconveniente de estas nuevas cámaras es que no ofrecen ninguna innovación. Su trabajo ha sido el de equipararse a Sony en el campo de las cámaras sin espejo. Así, disfrutamos de unas cámaras increíbles pero con pocas novedades.

Nuevas Nikon Z6 y Z7 la revolución japonesa

En Nikon han buscado ofrecer el mismo rendimiento que las cámaras Sony sin necesidad de incorporar nuevas características. El único problema es que solo se han centrado en ese área. Las Z6 y Z7 parecen cámaras de Sony pero con el diseño de Nikon. A algunos esto les puede valer pero, es decepcionante ver que podrían haber hecho mucho más y tan solo rascaron la superficie e incorporaron una gran ergonomía. El problema de esta cámara y su falta de innovación es que tendremos que esperar a que Sony presente algo para que Nikon lo incorpore un año o dos después.

Pero las nuevas Nikon también tienen elementos positivos. Entre otros una gran ergonomía y usabilidad, un sellado completo de la cámara, intervalómetro, resolución 4K. El autoenfoque a 095 (Aunque sea en manual). Además llegará una lente increíble de 50mm f/1.2 autofocus en 2020.

Por desgracia, estas cámaras también tienen ciertos inconvenientes, al menos de salida. La cámara Z7 cuesta 400 euros más que su homónima Sony A7rIII. Sus objetivos de la serie Z serán 15 en 2020 mientras que Sony ya ofrece 29 objetivos, sin contar otras marcas. Con tan solo 310 disparos, la autonomía de la Nikon Z6 se antoja insuficiente siendo la mitad de la A7III.

Las cámaras Sony A7III y A7rIII disponen de lectores de tarjetas duales (Nikon dispone únicamente del lector XQD. Y además, la primera lente con un buen autoenfoque llega en 2020 (50mm f/1.2) y no hay una lente para retratos en el horizonte.

Nikon presenta sus nuevas cámaras Z6 y Z7 sin espejo 1

Nikon sin duda por fin ha lanzado dos cámaras de primera categoría al mercado sin espejo. Sin embargo, las carencias de salida que tienen y su falta de innovación pueden condenar a la marca nipona. Nikon puede y debe ofrecer mucho más.