Tras el escándalo desvelado por Associated Press donde ciertas apps seguían nuestra ubicación a pesar de haber desactivado la opción, Google ha hablado. Realmente no ha hablado sino que ha cambiado sus páginas de ayuda para aclarar el problema. «Hemos actualizado el lenguaje descriptivo sobre el Historial de Ubicaciones para hacerlo más consistente y claro en nuestras plataformas y áreas de ayuda,» Google ha indicado esto a AP en un comunicado.

Google aclara parcialmente lo sucedido con el Historial de Ubicaciones

La investigación de AP había mostrado como Google almacenaba nuestra información a pesar de tener desactivada dicha opción. Esto sucede al entrar en Google Maps o hacer búsquedas incluso sino están relacionadas con una ubicación. Tras este informe, Google indicaba que no había un problema e indicaban que «proporcionan información clara sobre estas herramientas.»

Google ha eliminado la información que no era precisa sobre el Historial de Ubicaciones. Solía decir que con el historial desactivado, los lugares no se guardaban. Ahora dice lo siguiente:

Esta configuración no afecta a otros servicios de localización en tu dispositivo, como google location services y encontrar mi dispositivo. Cierta información se guardará como parte de tu actividad en otros servicios como Búsqueda y mapas

La normativa GDPR y otras normas están diseñadas para facilitar a los consumidores cuando están siendo seguidos y como gestionarlo. Este informe también ha llamado la atención de los juristas americanos. El Senador Mark Warner dijo que el informe de AP es frustrantemente común.

El beneficio de Google de mantener estos datos es ayudar a los anunciantes alcanzar mejor a su audiencia. La Unión Europea ha multado hace poco con cuatro mil trescientos millones de euros por saltarse la legislación europea. Las multas potenciales sobre GDPR podrían alcanzar el 4% del beneficio anual de una compañía.