Wear OS es el nuevo nombre que lleva Android Wear, el sistema operativo para relojes inteligentes con el que utilizar más la voz y disponer en nuestra muñeca de todo lo importante. Para dirigir los diferentes relojes que se puedan publicar, Google planearía lanzar Pixel Watch, completando aun más el ecosistema de dispositivos que son capaces de ofrecer.

Una de las mayores pegas que ha tenido siempre es el poco apoyo de diferentes desarrolladores con los relojes, y es que se han quedado como meros acompañantes y accesorios del móvil, y no como lo que podría ser, una manera de susutituir al móvil en ciertos detalles.

Durante la Google I/O, se hicieron una serie de anuncios para hacer el sistema mejor, con nuevas funciones y cambios que muestren que no han abandonado este mercado, y que buscan ofrecer todo lo posible para los usuarios.

Nuevos niveles de calidad en WearOS junto al Pixel Watch

Con la llegada de Wear 2.0, se introdujo un sistema de review con el que los desarrolladores podían, de manera opcional, utilizar para valorar sus aplicaciones y que de esta forma se asegurase la mayor calidad posible. A partir de octubreeste proceso será obligatorio.

Además, este será el mes en el que Google podría presentar sus nuevos dispositivos, entre los que se encontraría el Pixel Watch, con lo mejor de la casa para hacer frente a los Samsung Galaxy Watch y Apple Watch.

Según los nuevos criterios, se requerirán un nivel concreto de calidad en cuanto a las funciones y a la interfaz, junto a la interacción con el reloj, ya que se busca obtener la mejor experiencia posible. Debido a que Wear OS es un sistema abierto y los desarrolladores pueden utilizar diferentes tipos de pantalla, debe asegurarse que una aplicación funciona en todas por igual.

Es por ello que, si el desarrollador no tiene cada tipo de pantalla, tendrá que usar emuladores para probarlo, o si no no será aceptada. Además, será obligatorio tener capturas de pantalla.

Esperamos que este nuevo proceso de comprobación de aplicaciones mejore la calidad de las aplicación de WearOS a través de los diferentes dispositivos disponibles. Además, desde que se requieren capturas de pantalla para las aplicaciones, se ha aumentado la presentación y el descubrimiento de aplicaciones en la Google Play Store.

Los nuevos requisitos para las aplicaciones empezarán a ser obligatorios a partir del 1 octubre, y los desarrolladores tendrán hasta el 4 de marzo para actualizar la información de las actuales