Quien no ha sufrido un tirón al tener el móvil cargando o ha acabado rompiendo el cable es una persona muy cuidadosa o afortunada. Afortunadamente desde hace años están disponibles los cargadores inalámbricos y se ha optado por un estándar, Qi, para la carga inalámbrica. Cellularline nos ha permitido probar su cargador rápido WirelessPad.

Cellularline WirelessPad: Carga rápida sin cables

La carga inalámbrica es maravillosa, si eres una persona que no tiene que tener el móvil en la mano en todo momento. Poder cargar nuestro dispositivo rápidamente y acceder a él en todo momento sin tirones de cable es increíble. Sobre todo porque el punto más frágil de nuestro smartphone es el conector de carga. Con un cargador inalámbrico también liberamos de tensiones al smartphone.

La solución propuesta por Cellularline es muy estética con una base en plástico con acabado mate y un circulo en aluminio rodeando el área de carga de tan solo 6,5 milímetros de grosor. Además, la parte inferior cuenta con dos superficies gomosas antideslizantes. Un diseño cuidado para que podamos dejar tranquilamente nuestro smartphone.

Este cargador cuenta con un cable de más de metro y medio de largo para que llegue sin problemas a cualquier rincón. Por otro lado, entrega un amperio mediante carga inalámbrica, unas cifras muy elevadas y que permiten que sea un cargador inalámbrico rápido.

Si estáis pensando en adquirir un cargador inalámbrico os recomendamos no escatimar en gastos. Cellularline ofrece una gran calidad en sus accesorios. Así evitamos tener que comprar dos veces productos de dudosa calidad.