Uno de los mayores inconvenientes de utilizar los servicios de Google son el coste que asumimos al usarlos. No, los servicios de Google son gratuitos pero, ofreces tus datos a cambio de dicho servicio. Si Google ya estaba en la palestra por los escándalos acontecidos este año, esta noticia te dará motivos para desconfiar.

En esta ocasión se ha descubierto un problema que afecta al rastreo que realiza Google. La empresa de Mountain View ofrece la posibilidad de desactivar el historial de ubicaciones pero, parece no ser muy efectivo.

Google te sigue rastreando pese a desactivar el historial de ubicaciones

Según una investigación de Associated Press que ha sido difundida este lunes, se señala que muchos servicios de Google en dispositivos Android e iPhones almacenan los datos de ubicación de los usuarios incluso tras haber desactivado el historial de ubicaciones. Debemos desconectar también la herramienta “Actividad Web y App”.

Google es bastante transparente y suele solicitar permiso para hacer uso de la información de sus usuarios, sin embargo, la app de Google Maps, por ejemplo, contiene una herramienta que recuerda a los usuarios que tienen que permitir o no el acceso a la localización. Si se permite el acceso registra los destinos a lo largo del tiempo, Google Maps mostrará ese historial en una “línea temporal”, recopilando así los movimientos diarios de la persona. Desde Google nos permiten pausar dicha función para evitar que la compaña registre dichos lugares.

La novedad en esta ocasión es que, aun con el historial pausado, algunas aplicaciones de Google guardan de manera automática datos de tu ubicación sin preguntarte, como el lugar y la hora. Esto sucede con las actualizaciones automáticas diarias con la predicción del tiempo o cuando buscas información que no tiene nada que ver con la ubicación. Cualquier búsqueda queda registrada con la longitud y latitud donde te encuentras y a continuación, se guarda el dato en la cuenta de Google.

Estos datos de la investigación han sido confirmados por investigadores en ciencias informáticas de la Universidad de Princeton. De dicho estudio se extrae también que,  cuando abres la aplicación de Google Maps, se almacena directamente una captura del lugar donde estás. 

Desde Google indican lo siguiente: “hay varias maneras en las que Google puede usar la ubicación para mejorar la experiencia de la gente, incluyendo: Historial de Ubicaciones, Actividad Web y App y los Servicios de Ubicación en el dispositivo”. La compañía aseguró sin embargo que “ofrecemos descripciones claras de esas herramientas e importantes instrumentos para que la gente pueda activarlas o desactivarlas y borrar sus historiales en cualquier momento“.

Esta noticia es una nueva mancha en el apartado de Google referente a la privacidad. Esto afecta a unos dos mil millones de dispositivos con Android y a cientos de millones de usuarios de iPhone que usan los mapas o el buscador de la compañía estadounidense.