Parece que fue ayer cuando llegaron los servicios de carsharing a Madrid. Estos servicios hacen que podamos disponer de un coche en cualquier momento y pagar solo por el tiempo que los usemos. Con la vorágine que supone utilizar el coche en Madrid, aparcar y moverse, estos servicios se antojan como indispensables para la movilidad.

Wible, un carsharing con un híbrido enchufable

Todos los servicios que existen hasta la fecha tienen algo en común, se aprovechan del aparcamiento gratuito en Madrid para los coches sin emisiones. Hasta ahora, todos los coches que había eran eléctricos con una autonomía que llegaba hasta los 300 kilómetros.

La apuesta de Wible es diferente, nos ofrecen un híbrido enchufable con autonomía eléctrica de 50 kilómetros y autonomía mediante motor de gasolina de 600 kilómetros. El Kia Niro es un vehículo grande, espacioso y adaptado al uso del carsharing. Este vehículo cuenta con todas las comodidades al servicio del usuario, un soporte para el móvil, cargador con los tres conectores principales y espacio para ir cómodos.

Con Wible el carsharing pasa a ser un servicio con menos fronteras, menos limitaciones dentro de Madrid ya que lo podemos usar en un área mayor. Sus más de 600 kilómetros de autonomía nos permiten movernos sin preocuparnos tanto de la autonomía.

El precio está muy ajustado y pagaremos 24 céntimos por cada minuto. Si lo usamos más de una hora nos costará tres euros la hora hasta un total de 50€ por un día completo. Una solución muy versátil y no muy alejada de los coches de alquiler. Si sois de viajar con amigos, Wible lo hará más cómodo. Ya podéis descargar la app para iOS y Android.