Desde hace unos meses, unos hackers anunciaron la posibilidad de instalar un homebrew, es decir, hackear la consola Nintendo Switch para ejecutar juegos piratas y emuladores. Ahora, Nintendo ha conseguido encontrar una solución a ello.

Las nuevas Switch no se podrán hackear

Nintendo ha conseguido deshacerse de la vulnerabilidad que afectaba a la consola y permitía su hackeo. Para ello, ha aplicado un parche directamente al chip Nvidia Tegra de la consola, por lo que las nuevas Nintendo Switch estarán protegidas frente a ello.

La Nintendo Switch ya no se podrá hackear, Nintendo encuentra una solución 1

La nueva consola, con nombre en clave ‘Mariko‘ vuelve a tener el status de imposible de hackear, del que alardeaba Nintendo tras el lanzamiento inicial de su consola. Sin embargo, todas las consolas vendidas hasta ahora seguirán manteniendo la posibilidad de ser hackeadas, al menos usando versiones anteriores de firmware.

Las versiones de firmware 5.x o superiores tampoco son vulnerables, por lo que es conveniente actualizar la consola para evitar el posible hackeo y ejecución de código. Mientras tanto, las consolas que se sigan vendiendo con la versión 4.1 del firmware seguirán siendo vulnerables, aunque ya se venden muchas con la quinta versión.

Y en el futuro, las nuevas Switch que se vendan contendrán el parche de Nintendo directamente en el hardware, haciéndolas invulnerables frente a esta vulnerabilidad, conocida como ‘Déjà-vú’. ¿Posees una Nintendo Switch? ¿Has sufrido el hackeo, o lo has intentado?