Netflix ha sido sin duda, junto con YouTube, una de las plataformas que más han cambiado la forma en la que los usuarios vemos contenido audiovisual y es que gracias a sus bajos precios la compañía que comenzó alquilando DVD por correo es hoy una de las plataformas de vídeo en streaming más más exitosas.

Como acabamos de decir, el éxito de Netflix ha estado sin duda en su reducido precio, y es que disfrutar de tal cantidad de contenido bajo demanda en cualquier dispositivo y por apenas 3,50 euros al mes es una oferta que pocos podemos rechazar. Inclusive aquellos que no somos muy adictos ni a las series ni al cine hemos terminado cayendo en Netflix.

No obstante, las cosas podrían cambiar muy pronto en la compañía y es que según hemos podido saber gracias a TuttoAndroid, Netflix se estaría planteando introducir un nuevo plan Ultra y la reducción del número de dispositivos que pueden utilizar la plataforma de forma simultánea en los planes actuales.

Nuevo plan de precios Netfix

El plan Premium baja de 4 a 2 las pantallas simultáneas

De esta manera, este nuevo plan Ultra, que ya se encuentra disponible a la hora de contratar Netflix por un precio de 16,99€ ofrece como única mejora el soporte para HDR y sería el único que permitiría la posibilidad de conexión simultánea de hasta cuatro pantallas. Así el actual plan Premium vería reducido de 4 a 2 las pantallas que se pueden ver al mismo tiempo mantenido el precio actual. Una medida que obligará a muchos pasar al plan Ultra con la consiguiente subida de 3 euros.

Netflix se prepara para subir los precios de sus planes de forma indirecta 1

El plan Estándar no permitiría pantallas simultáneas

De igual manera, el plan Estándar también vería reducido el número de pantallas simultáneas, pasando de dos pantallas a una. Esto mantenido el precio actual. Vamos, lo que viene siendo otra subida de precio en toda regla ya que las personas que compartan su cuneta con un plan estándar se verían obligados a subir al plan Premium, lo que también supondría pagar 3 euros más para mantener los mismos servicios.

Por su parte Netflix solamente se ha limitado a indicar que la compañía está constantemente probando cosas nuevas y que por ahora no hay nada confirmado. Si la subida de precios se termina produciendo con esta estaríamos ante una subida de cinco euros en el coste del servicio en este último año. Casi nada.