Es muy habitual ver como diferentes compañías aseguran como otras violan las patentes que les pertenecen y piden una compensación económica, en el caso habitual, por haber hecho esto. Una de las batallas legales de las que más se ha hablado es la de Samsung y Apple, en los que parece que la compañía surcoreana deberá pagar a los de Cupertino una multa.

Tal y como considera el jurado del Tribunal de Distrito del Norte de California, los de Samsung deben pagar a la compañía de la manzana mordida una multa de 539 millones de dólares por haber copiado el diseño del iPhone, infringiendo un total de cinco patentes en los móviles Android comercializados en 2010 y 2011.

Apple pedía una multa de 1000 millones de dólares, por lo que se queda lejos de lo que esperaba, aunque siguen recibiendo dinero por parte de Samsung en una batalla legal que se hacía interminable. Desde 2011 lleva abierto este caso en el que se aseguraba que Samsung copiaba la tecnología, interfaz y diseño del primero iPhone y iPad.

Apple inició la revolución de los smartphones con el iPhone, y es un hecho que Samsung ha copiado nuestro diseño. Es importante seguir protegiendo el arduo trabajo e innovación de tantas personas en Apple.

Estas han sido las declaraciones que han hecho desde Cupertino, en las que dejan claro el papel e importancia que tuvo el primer iPhone, que tanto tiempo llevó crear a la compañía de California.

Si nos atenemos al anterior veredicto emitido por la Corte Suprema, Samsung tendía que pagar 399 millones de dólares, ya que consideraron que solo había que abonar los beneficios del componente que infringía. Esto supone una suma de 140 millones de dólares respecto a lo anterior, debido a que nos encontramos ante tres patentes de diseño y dos de utilidad.

Esperemos que este sea el fin, y puedan olvidarse de estos asuntos, empezando a mirar únicamente por crear nuevas ideas que les hagan ganar más dinero. ¿Qué os parece la multa impuesta por el tribunal de California?