Si por algo muchos hemos dejado de comprar en los comercios tradicionales y nos hemos trasladado a Amazon ha sido en gran medida por la comodidad que el comercio de Jeff Bezos ofrece, una comodidad que se traduce en envíos rápidos y baratos y un servicio post venta envidiable.

A pesar de no ser la primera empresa en traer la venta online a España, Amazon ha ido ganándose poco a poco su sitio gracias a sus grandes descuentos y especialmente a todas las facilidades que la compañía ofrece, facilidades tales como envíos gratuitos con una suscripción Prime a un precio irrisorio y unas condiciones en caso de devolución envidiables. ¿Que no te gusta? Pues lo devuelves, Amazon no se quejará y encima te darán las gracias.

El abuso obliga a Amazon a tomar medidas

Sin embargo, ante tales condiciones de post venta, muchos han sido los que se forma reiterada se han aprovechado de la política de devoluciones de Amazon hasta el punto de hacer que la compañía se plantee seriamente endurecerlas, bloqueando a los usuarios que la empresa considera abusan de su servicio post venta impidiendo que estos realicen devoluciones o incluso prohibiendo que puedan comprar en su sitio web.

Centro distribución Amazon

Así, según indican desde el Wall Street Journal, la compañía capitaneada por Blezos tiene pensado aplicar a raja tabla las condiciones de su servicio bloqueando a todos aquellos que de forma sistemática abusan de los reembolsos, que devuelven artículos de forma incorrecta o que directamente realizan valoraciones de forma fraudulenta.

Los baneos no son nuevos en Amazon

Por suerte o por desgracia, que Amazon restrinja el acceso a determinados usuarios, no es nada nuevo y es que como ya sabrán todos los entendidos en el tema, la compañía lleva años aplicando concesiones cuando un usuario devuelve o reclama acerca un determinado artículo. Aunque por ahora, rara vez la sangre llegaba al río. Algo que parece estar cambiando.