Resulta muy interesante la evolución de Garmin. Esta empresa, originaria de las Islas Caimán, se ha dedicado durante sus casi treinta años de experiencia a los GPS. Pero, desde hace unos años, vieron posibilidades en el área de los wearables y comenzaron a trabajar en ello. Hemos podido probar uno de sus wearables más sencillos y el resultado ha sido increíble.

Garmin VivoSport, un wearable vitaminado para el deporte

Lo primero que destaca del Vivosport es una pantalla discreta, su papel no es importante, solo está para acompañarnos en nuestro día a día. Si, recibimos notificaciones en el dispositivo, incluyendo WhatsApp y de otras apps pero se nota que no es su cometido principal.

También destaca dentro del diseño que la pulsera es una única pieza. Así pues, cuando, debido al uso se rompa solo podremos comprar otra. Esto puede ser una ventaja y un inconveniente. La ventaja es la ergonomía, al ser una única pieza es más cómoda y se adapta mejor a nuestra muñeca. El inconveniente ya lo hemos indicado.

A pesar de todo este pequeño wearable incorpora pulsímetro y GPS para demostrar su naturaleza deportiva. Su medidor de estrés hará que disfrutemos de un día más relajados o controlando mejor nuestros niveles de estrés evitando explotar. El único punto negativo es su autonomía que aunque se habla de siete días no hemos alcanzado a disponer de tanta autonomía.

Un software elegante y cuidado

En la actualidad un buen hardware requiere un buen software que pueda aprovecharlo y, tras haber probado por primera vez un wearable de Garmin debo decir que su trabajo es increíble. Tanto en la smartband como las aplicaciones para móviles Garmin ofrece un software único.

La interfaz pulida, las diferentes clasificaciones bien ordenadas facilitan la navegación. Si se agradecería ofrecer más niveles de detalle con la información recogida pero será una cuestión de tiempo que se incorpore. Los gráficos no permiten interactuar con ellos y son una mera comparativa. Un software con muchas posibilidades que esperamos que siga creciendo.

Conclusión

Tras haber usado desde hace tiempo productos de otras compañías la experiencia de Garmin es increíble. Un software muy pulido y sin nada que envidiar a otras empresas. Han sabido dotar a sus productos de un binomio Software-Hardware único y ofrecer algo más que un wearable deportivo.

Garmin Vivosport, una pulsera todoterreno con una app de primera 6

Tan solo podemos considerar que el precio de los dispositivos Garmin es alto. La gente que quiera adquirir un producto deportivo de esta empresa debe ser consciente de que se trata de un producto de primer nivel. Con una precisión increíble y una muy buena autonomía. El otro problema que encontramos en el Garmin Vivosport es la elección de una pulsera no intercambiable, esto sacrifica la durabilidad del producto en el largo plazo.